Esa idea, creencia u opinión que tenemos de nosotros mismos es muy importante, pues está directamente relacionada con el logro que podemos alcanzar a nivel financiero y actuar en función de lo que creemos capaz de lograr y como lo podemos lograr.

Cuando nos enfrentamos a un reto, por lo general, aparece un diálogo interno que nos dice si es posible o no superar el desafío, y es esta conversación que tenemos con nosotros mismos es la que se relaciona con nuestras capacidades, habilidades y destrezas, y son fundamentales al momento de afrontar retos o tomar decisiones importantes.

Los diálogos internos influyen mucho en nuestra vida, si tenemos un dialogo positivo y motivador podremos superar los obstáculos y lograr alcanzar grandes metas. Pero, si creemos que un obstáculo supera nuestras capacidades, habilidades o destrezas entonces tendremos un dialogo interno que expresará dudas, limitaciones, miedos o temores.

Ads

Uno de los indicadores fundamentales para medir el éxito de todo negocio es las finanzas y el tamaño de la facturación de un negocio depende de la cantidad de clientes que compren el producto o servicio. Por lo tanto, para expandir una empresa y llevar un producto o servicio a mayores clientes es necesario que afrontar retos y dificultades, mientras mayor es el reto mucho mayor será la recompensa.

La creencia que tenemos de nosotros mismos no es estática, puede ir mejorando cuando interpretamos nuestras experiencias de una manera adecuada.

Para lograrlo es importante seguir estas recomendaciones:

  1. Evitar reprocharnos errores:  Recordemos que toda experiencia trae aprendizaje y las palabras que usamos con nosotros mismos son cruciales para elevar o destruir nuestros propio autoconcepto. Tratémonos con respeto.
  2. Enfocarse en lo positivo: Evaluar constantemente lo que se ha aprendido y que tanto se ha avanzado.
  3. Hacer una lista de los logros: Esto te ayudará a recordar que si somos capaces de alcanzar nuestras metas al menos una vez entonces podemos volver a hacerlo.
  4. Evitar comparaciones: Si creemos que otros tienen mejores cualidades, recordemos que cada uno tiene talentos únicos. Somos bueno en algo y otras personas son buenas en otras cosas.
  5. Leer libros o investigar biografía de personas de éxito: Cuando aprendemos de la vida de los grandes empresarios que han sido exitosos, nos daremos cuenta de que no todo fue color de rosa en su camino al éxito. Si otro lo pudo lograr nosotros también podemos

 

Ads