10 razones por las que no debes tener miedo a los errores

103

¿Eres una de aquellas personas que, por temor a llevar a cabo algo mal, no confías en ti mismo? ¿A ocasiones crees que únicamente debes ofrecer un paso muy concreto y tu vida seguramente va a mejorar claramente? Si te sientes de esta forma, entonces no estás solo, porque otra gente tienen más o menos estos mismos miedos a los fallos.

Ads

Este temor puede ser un inconveniente grave para muchos, puesto que provoca que sus elecciones sean claramente menos simples. Pero los fallos no son de forma exclusiva negativos, inclusive si a bastante gente les agrada verlo de esa forma.

Los fallos comunmente además tienen puntos positivos. En ocasiones es servible estar informado de los puntos positivos de los fallos para achicar el temor a estos fallos. Razones por las que no tienes que tener miedo a los errores Estas causas por las que no tienes que tener miedo de los fallos tienen la posibilidad de guiarte a salir de la región de confort y empezar uno u otro emprendimiento luego de todo.

Los fallos forman parte al ser humano, como el aire para respirar. Esto ya fué famoso por muchas enormes mujeres y hombres, de esta forma como la necesidad de cometer fallos para lograr seguir. Nunca tienes que dejar que tu miedo a los fallos te detenga.

1. Aprendemos de los errores Si cometemos un error, por lo menos aprenderemos cómo no llevarlo a cabo la próxima vez. Algún error agregada incrementa nuestro conocimiento y eleva las opciones que podrían llevarnos al triunfo. Los fallos nos empujan en la dirección precisa hasta que hayamos creado la estrategia precisa para lograr nuestra misión.

El estudio autodidacta, entre otras cosas, comunmente no trabaja más que por medio de prueba y error. De hecho, como norma establecida, aprendemos más por medio del exámen repetido de prueba y error que cuando alguien pone la satisfacción en nuestra cara. Por mi vivencia, puedo mencionar que recuerdo muchísimo más y con más grande intensidad lo que he descubierto por mí.

2. Por error aprendemos más sobre nosotros Los fallos nos dicen bastante sobre nosotros. Si cometemos el mismo tipo de error constantemente, nos ofrece una indicación de nuestras debilidades y podemos consultar en qué debemos trabajar para superar. Además, puede ser una forma bastante superior de dejar los caminos donde existen varias cosas mal y buscar otras formas que sean superiores para nosotros.

Ads

Algún falla puede ser una pista importante para lo que deberíamos llevar a cabo, asi sea que encontremos novedosas formas dentro del inconveniente o que tomemos una dirección totalmente diferente.

3. Sin fallos no tenemos la posibilidad de presenciar ningún límite Si jamás nos atrevemos a llevar a cabo algo por miedo al fracaso, jamás descubriremos de qué somos capaces y donde se encuentran nuestros parámetros. Hasta estos parámetros, probablemente halla una cantidad impactante de opciones para las opciones que jamás tendremos la posibilidad de sentir cuando nos nos encontramos encogiendo todo el tiempo. Tendríamos la posibilidad de tener tanto triunfo si solamente tuviéramos el valor y no nos detuviéramos por probables fallos que tendríamos la posibilidad de cometer.

4. Perdonamos más simple los fallos de los demás Un individuo que básicamente no comete fallos por sí misma seguramente va a encontrar muy complicado perdonar a otros por sus fallos. Pero la mayor parte de nosotros sin lugar a dudas cometeremos un error más comunmente. Ya que nosotros no somos excelentes, tenemos la posibilidad de abarcar además a los otros y perdonar sus fallos.

Como norma, entendemos por nuestra vivencia que más allá del más grande esfuerzo, algo puede salir mal. Además sabemos de que los otros no cometen los fallos solo para molestarnos, sino porque los fallos sencillamente suceden. Los propios fallos nos enseñan sobre la compasión. Luego de todo, siempre nos encontramos contentos cuando no nos preocupamos bastante por nuestros fallos ni nos quejamos eternamente por algo que hayamos hecho mal en el pasado.

5. Errar es humano Por esa razón no debemos tener miedo de los fallos, porque forman parte a la vida y porque todos los cometen. Uno comete más fallos, el otro menos, pero precisamente no hay nadie que actúe de forma completamente especial. Pienso que la mayor parte de la multitud sabe este suceso. En las situaciones más extraños, alguien seguramente esperará que seamos excelentes y que hagamos todo bien.

En la vida profesional, los expertos fundamentalmente siempre esperan errores; no es en vano que muchas compañias estén haciendo un trabajo todo el tiempo en tácticas para sostener la tasa de error lo verdaderamente baja viable y para llevar a cabo frente a los inconvenientes que suceden.

Ads

6. Sin error no hay progreso Tan complicado como se pone, pero llevar a cabo algo mal en ocasiones es ineludible. La furia o sentimiento de fracaso nos hace desperdiciar varios elementos y disminuye la atención a lo fundamental. Por eso no te aflijas por un largo tiempo, regresa los ojos hacia adelante. Los fallos tienen la posibilidad de ser una ocasión para conocer algo nuevo e imprevisto. Aunque no hemos alcanzado nuestro propósito original ahora mismo, ocasionalmente los fallos nos traen novedosas ideas. Estas inspiraciones creativas no siempre tienen relación con el inconveniente de hoy.

7. El miedo a los fallos paraliza y significa estancamiento Los que se preocupan los fallos extraña vez se animan y los que no intentan nada nuevo no tienen la posibilidad de realizarse más. ¿Dónde estaríamos hoy si la gente no se aventuraran a lo irreconocible, si no estuvieran dispuestas a presenciar y evaluar, sin importar los probables fallos? Indudablemente algunos experimentaron varios contratiempos, pero siempre se han levantado y fueron hacia adelante.

8. Todo error que se haya cometido incrementa la autoestima Piensa cómo superas de forma sencilla tus fallos y todo lo relacionado con tu supuesto fracaso. Piensa estudiar a lidiar con tus fallos y aceptarlos. ¿No te ofrece eso cada vez más seguridad en ti mismo? Sin importar tus equivocaciones el planeta sigue rotando y la mayor parte de los fallos, opuestamente a tus expectativas iniciales, están subjetivamente lejos de ser catastróficos. Quizás consigas corregir algunos fallos o desarrollar novedosas ideas, esto te ofrece todavía más causas para tener seguridad en ti mismo.

9. Todos tienen el mismo derecho a cometer errores Bastante gente creen que no deberían posibilitarse cometer fallos, asi sea en forma privada o profesional. No obstante, entendemos que eso no está nada bien, puesto que todos somos humanos y no somos infalibles ni excelentes. Todos debemos catalogar nuestras vivencias y cometer fallos es la forma de estudiar a hacer mejor. ¿De qué otra forma debemos transformarnos en individuos independientes? Todos nosotros pasa por este desarrollo y todos tienen derecho a conformar su propia personalidad, inclusive a cometer fallos.

10. Gente como tú, inclusive además comete errores ¿Temes que tu ámbito no te agrade o inclusive te desprecie si hace algo mal? Piensa en cuántas ocasiones perdonas fallos cada vez más importantes de los otros sin bastante alboroto. Inclusive si deberías estar enojado u ofendido en una oportunidad u otra, ¿no ha perdonado en algún momento, fundamentalmente si le gustaron?

Alguien a quien le gustes o que te aprecie te perdonará tus fallos constantemente, como es de aguardar. De lo opuesto, vivir juntos no funcionaría a la larga. No obstante, no debemos confundir lo que son los fallos con lo que son nuestras elecciones conscientes que tienen la posibilidad de perjudicar a otros.

Ads