Expertos  han resaltado de  que además de los rasgos físicos, obtenemos o heredamos algunas preferencias personales, habilidades y una manera de vida propia de nuestros padres y antepasados ​​lejanos. Estas son algunas de las sorprendentes cualidades que heredaste de tus antes pasados según el estudio de expertos.

Ads

 

“Cualidades heredadas de nuestros antes pasados”

 

Ads

·         Bondad:

La amabilidad es una cualidad que depende de la educación que nos den, el entorno en que estemos y el carácter de cada ser. Pero ya se ha descubierto que la genética también influye en ello.

La empatía viene derivada  por un gen que afecta a la producción de oxitocina, comúnmente conocida como la hormona del amor. Este gen se puede  presentar de tres formas diferentes: fuerte, medio o débil, que en consecuencia genera un efecto en el nivel de bondad. Un estudio en el cual participaron 348 individuos, en 51% se halló una variante de este gen fuerte y solo el 7% del débil. Por lo tanto  se puede  afirmar que gran  mayoría de las personas son genéticamente bondadosas, aunque no lo demuestren muy a menudo

·         Afición por los viajes:

Hay  personas que consideran que el sentido de la vida radica en ir a tantos países como se pueda y hay otros que no piensan así. Todo esto responde al gen DRD4-7R, la cual esta conectada  con la curiosidad y el deseo de cambiar de ambiente o lugar.

Ads

Los seres que poseen este  gen contienen un gran nivel de inquietud y curiosidad. Les fascina explorar nuevas cosas, no les gustar  estar siempre parados en el mismo lugar y les encanta cualquier tipo de cambio. Pero también son mucho más propensos al peligro y a explorar nuevas relaciones, probar comida inusuales e incluso drogas. Según los científicos, el gen solo se  encuentra en el 20% de la población a nivel mundial

 

·         Pereza:

La pereza no solo responde a un solo gen sino más bien a 36 genes que los aficionados de  gozar  de las series de televisión tumbados en el mueblen han heredado de sus antepasados.

Investigadores descubrieron esos genes de la pereza al examinar a dos grupos de ratas: unas eran activas y las otras no tanto. Luego de varias generaciones, hicieron pruebas, y hallaron que las crías que venían de padres activos eran igual de activas que ellos. Los expertos tuvieron en cuenta múltiples factores, pero encontraron que los genes tenían un mayor impacto en este caso.

 

·         Habilidades de conducción:

La proteína DBNF es la responsable de obtener nuevas habilidades, así como la memoria y la capacidad de reaccionar  en situaciones de mucho estrés. Los investigadores descubrieron que aquellos seres que tienen una producción más reducida de esta proteína, observan, conducen el coche y se orientan en situaciones de arduo tráfico un 30% peor que el resto de las demás personas.

Ads

Señalan aproximadamente el 30 a 40% de los individuos poseen un gen que influye al momento de manejar, pero vale la pena resaltar que esas habilidades todavía dependen del individuo  y no de su genética.

·         Relación con el cilantro:

Puede parecer raro, pero algunos no soportan el olor del cilantro. Esto se debe a una diminuta mutación de un gen que tiene conexión con el sentido del olfato, que puede ocasionar que se perciba el olor de forma repugnante. Según estiman los expertos las personas que odian el cilantro son  alrededor del 4 a 14% de la población de todo el mundo.

 

·         La capacidad de percibir el olor a espárragos:

En el mundo hay dos tipos de personas: algunas que piensan que luego de comer espárragos, la orina contiene un aroma extraño  y otros que no sienten completamente nada.

Los investigadores han llevado a cabo una investigación de estas personas que perciben tal aroma extraño, hallaron que no se trata de algo de la imaginación, sino más bien de una mutación genética. La investigación dio a conocer que solo el 40% de 6.909  de las personas que fueron participes de la investigación  tienen receptores olfativos capaces de captar  este aroma.

Ads

·         La popularidad:

Si tienes muchas amistades, entonces posiblemente hayas heredado el gen de la popularidad. Los psicólogos de la Universidad de Míchigan, Estados Unidos mencionan que  hay  una clara conexión  entre el atractivo de una persona y su ADN.

Ads

Un experimento que involucró a 200 estudiantes que no se conocían entre sí. Luego de 2 horas, conversaron entre ellos y al final realizaron un cuestionario señalando quién les genero más sensación de simpatía.

Resultó que todos los estudiantes populares poseían el mismo gen único, al cual se le denomina como el gen del rebelde. Los que lo poseen tienden a violar ciertas limitaciones y normas de comportamiento, cosa que hace que llame la atención de los demás.

·         Inclinaciones políticas:

Comunista, liberal, demócrata: tus aspectos ideológicos también pueden estar genéticamente condicionados. Una investigación de gemelos idénticos y no idénticos demostró que los primeros tenían ideologías  políticas más parecidas que los otros dos.

Como resultado de la investigación, los expertos  concluyeron que la predisposición a los valores tradicionales o no tradicionales es establecida  por el nivel genético y  allí nace la simpatía por diferentes puntos de vista políticos.

Ads