No hay persona más valiente que quien conquista sus propios miedos y nadie mejor que las solteras para demostrarlo. Y es que dejando de lado la presión por una pareja, la soltera sabe que la felicidad viene de ella misma y vive la vida como mejor le place.

Ads

Es por ello que, en el presente artículo, presentamos las características de una soltera feliz:

  • Disfruta de loa fines de semana: Ya sea de fiesta o en casa, sus momentos de descanso son sagrados y saben aprovecharlos al máximo, sin ponerse en peligro y sin dañar a otros. Ya sea una salida con sus amigos o una película en el sofá con algo rico de comer, ella se sabe consentir.
  • Hace diversas actividadescotidianass sola: Comer, echarse un trago, ir al cine, han convertido a la soledad en una buena amiga y sabia consejera, no se sienten menos ni presionada, solo se enfocan en hacer sus cosas y seguir su vida, tienen paz mental.
  • Les cuesta compartir la cama: Han aprendido que se puede dormir muy bien sin compañía, quizá tiemun algún encuentro casual de vez en cuando. pero eso no las define, sus prioridades son claras y duermen sin problema.
  • No tienen miedo del que dirán: A estas alturas, ya no se estresan por lo que pregunte su familia, por lo que otros dicen de ella, sabe que lo que vale es lo que ella crea de sí, el cómo se sienta y los logros que ha cultivado.
  • No se deja impresionar por palabras bonitas: Muchos se han cautivado por su inteligencia y su gran sentido de la independencia, pero ni de chiste dejará que la engañen y le rompan el corazón con facilidad. Hoy sabe que para que alguien se gane su corazón, debe demostrar valor y ser realmente una persona de calidad. Sabe lo que vale y no se conformará con menos.
  • Dedica tiempo a sus seres queridos: No hay quien le diga qué puede y qué no pueha hacer, por lo que siempre tiene tiempo para las personas más importantes de su vida. Nada de espectáculos, de presión para irse, de caras feas cuando diga que es hora de verles, ella se manda sola.
  • Valora su hogar: Disfruta mucho estar en él, le ha costado mucho construir ese espacio a su medida, donde se siente en paz, donde celebra lo que es, donde se siente libre. Su casa es sagrada.
  • Siente que tiene todo: Y no porque no tenga ambición, claro que va cambiando de metas, pero está en un punto donde se siente realmente feliz y sin exagerar, que no le falta nada más. Siempre hay algo que mejorar, pero no tenerle no es algo que le quita el sueño.
  • No sabe quedarse con las ganas de nada: Sabe que la vida y lo mejor de ellos es de los valientes, de aquellos que se atreven y que no se quedan con las ganas de probar, nadie le cuenta, hace sus propias experiencias y es en base a ellas con lo que forma ideas y opiniones. Crea juicios de una forma limpia y personal.
  • Valora este tiempo: Como se mencionó anteriormente, no temen a la soledad, aprovechan este tiempo para crecer, para conocerse y además, para inspirar a otros. Han entendido que el pasado ya fue y que lo que haga ahora es la clave para un futuro feliz.