Hay veces que hemos pensado que ser alguien bueno es ser una persona que todos se aprovechen, ya que la gran mayoría de las personas son así. Además también sabemos que los buenos gestos no siempre son acompañados de reconocimiento, y no sólo de reconocimiento sino de un simple agradecimiento.

Ads

Muchas personas nos sentimos mal al mostrar un buen gesto hacia los demás y ellos no lo reconocen ni agradecen, sobre todo cuando sucede de forma constante y con aquello que se aprecia.

Muchas veces esperamos recibir lo mismo de los demás, pero no todos en este mundo son agradecidos. De hecho, se suele pensar que las personas buenas serán recompensadas y las personas malas serán castigadas, pero la realidad que esa ley no existe en la vida.

Ads

Pero aunque uno diga que no existe, la vida nos suele sorprender con las casualidades. Hay personas buenas que sufren y personas malas que siempre salen victoriosos. No obstante, esto no implica que la bondad sea algo sin sentido, no valorado, no valioso o reconocido. Sino que es algo que es necesario, que da una calidad diferente a las relaciones.

Muchas de las buenas personas aportan luz y brillo en sus relaciones, jamás te arrepientes de ser bondadoso sólo porque muchas personas no lo sean no significa que este desmerecido. Créeme siempre hay alguien que lo valore y te demuestra lo mismo. Siéntete cómodo con amar la vida y a los demás.

En este mundo se aplica mucho la ley de “la acción y reacción”, ya que siempre lo que des será devuelto de una u otra forma. Mientras lo hagas con bondad, recibirás ello, porque la bondad siempre atraerá bondad. Ten una buena vida para atraer felicidad a ella.

Ads

Es preferible aceptar que la otra persona, esto ayudará mucho a tu salud mental, que no va a mostrar su agradecimiento exactamente de la misma forma o en el tiempo que te gustaría, pero nunca te arrepientas de ser buena persona. La bondad siempre vuelve en el tiempo inesperado y sientes en paz contigo mismo.