En las relaciones de hoy en día es común encontrarnos con parejas que tienen hijos de relaciones previas. La situación no es sencilla, muchas veces queremos apoyar pero nos limitamos por no intervenir en lo que papá y mamá les han indicado.

La clave está en que esos niños o jóvenes entiendan que nuestra presencia es solo porque nos interesa el bienestar de su papá, que jamás intentaremls ser una segunda madre, pero que nos gustaría que se sintieran cómodos en nuestra casa, lo más probable es que pasen en ella algunos días y que nos toque presenciar algún desacuerdo con su padre.

Por lo que, en esta compleja situación, compartimos algunos consejos que podrían servir de mucha utilidad.

Ads
  • Crear un espacio para ellos en casa: Procurar que los hijos de la pareja tengan un espacio fijo en casa, de la misma forma que pertenezcan a los eventos o actos que allí concurren, por ejemplo fotografías, recuerdos, etc. Así no se sentirán como invitados y sino como parte del hogar.
  • Buscar actividades que disfruten juntos: Desde un juego de mesa a un pasatiempo, aprovechar para conocerlos mejor y fortalecer la confianza, también se puede cocinar algo juntos que sea de sus platillos favoritos.
  • Hablar con la pareja sobre los escenarios posibles: Difícilmente se podrá llamarles la atención, pero cuando se vea algo en lo que no se está de acuerdo, es mejor hablarlo con la pareja a solas, para encontrar la mejor opción y que sea él quien dicte las medidas de disciplina.
  • Si tiene hijos pequeños que son medio hermanos, incluir a los hermanos mayores en actividades: En las fiestas de cumpleaños, en eventos especiales, darles su lugar como parte de la familia y fomentar ese vínculo de hermandad entre ellos.
  • Expresarse bien de la madre de los pequeños: Habrá momentos donde no se este de acuerdo con lo que ls pareja y su ex hagan, pero se debe ser paciente, entender que la situación no es fácil y por el bien de los niños, tratar de alejarlos del conflicto.