Cuando se trata de amor, existe un largo camino para definir si una persona puede llegar a ser o no la indicada. Si bien, cada uno puede tener un ideal, algunas veces pasa que quien menos se espera llega a convertirse en ese ser especial.

Ads

Lo importante en la primera cita, es que en ese proceso ambas personas lleguen a crearse buenos momentos y con ellos aparezcan buenas emociones.

Ads

El primer paso siempre será conversar con esa persona, ya que solo a través de la comunicación se puede llegar a tener aunque sea un mínimo de conocimiento al respecto. Sin embargo, pese a que el nuevo entorno virtual posibilite el intercambio de mensajes; las redes sociales también pueden afectar a las relaciones de pareja.

Por este motivo, no hay algo mejor que la experiencia de salir en una cita presencial para poder escuchar y reconocer en las expresiones de su rostro cómo es que reacciona ante todo lo que sucede. Por tal razón, en el presente articulo, presentamos algunos consejos para esa primera cita.

  • No pensarlo tanto: Puede ser la cita con la persona de nuestros sueños, pero hay que tener en cuenta que pensar más de dos veces aquello que vamos a decir, nos hará ver como una persona muy poco original y puede que esto cause desconfianza, o que esa persona se intimide al punto de preocuparse más de la cuenta por lo que dirá En consecuencia, en lugar de un buen momento especial, se tendrá un libreto con un final predecible no deseado. Recordemos que la originalidad empieza desde el momento en que decidimos hacer a un lado la expectativa de la primera cita para actuar de acuerdo a lo que somos y sentimos.
  • Tomarse tiempo, pero no tanto: Puede que el recuerdo de anteriores citas que terminaron mal, lleguen a abrumarnos y esto haga que queramos saber todo de la otra persona desde un comienzo, y está bien. Sin embargo, existen temas que se pueden evitar en la primera cita y dejarlos para las siguientes. Eso sí, dejar las cosas claras y valorar el tiempo de ambos.
  • Arriesgarse: Si la persona con la que saldremos es más extrovertida y aventurera, lo más recomendable siempre será evitar la típica salida al cine o a tomar un café. Por el contrario, lo que se organice tiene que estar de acuerdo con su forma de vida. No es necesario planear una cita para practicar un deporte extremo, basta con ir a un centro de juegos, un concierto o incluso de paseo.
  • Crear pequeños grandes momentos: Existen muchas formas de crear buenos momentos, no es necesario el lujo ni la extravagancia para hacer que un momento sencillo se convierta en inolvidable.