El presente artículo, será de mucha utilidad para las mujeres. Ya que trata sobre cómo deben actuar, para que los hombres no las consideren como «mujer fácil».

Ads

No emitir otro mensaje: No excederse en su forma de vestir. Pueden verse sensual, pero no todo el tiempo. Busquen el equilibrio.

Ser demasiado efusiva y querer llamar la atención todo el tiempo con los hombres que están a su alrededor, puede generarle una mala impresión tanto para las mujeres de ese círculo social al que se llega, como al género masculino.

Cuidado con el vocabulario que se usa. Es probable que se quiera defender la libertad de géneros, que no se quiera parecer machista, pero otra muy diferente, es que se utermine lanzándo al ruedo con cuanto hombre pase por su lado.

Ads

Puede ser cierto que no se quiera compromisos, que prefiera estar sola, pero hay que ver bien con quién se sale.

Las típicas «relaciones abiertas». Una de las respuestas de una mujer fácil, es ‘tampoco estoy buscando nada serio’. Incluso, esta respuesta puede llegar sin que él lo esté preguntando. Se pasan de directas y no temen a la promiscuidad.

«Tan santurrona». Por lo general, tienen un grupo de amigas con las mismas características. Como dicen coloquialmente, ‘Dios las hace y ellas se juntan’. Todas las personas que no sean como ellas, que se incomoden con sus actitudes y que se lo hagan ver, son «anturronas, solapadas y tontas».

Demasiado fáciles, son las que abordan a un hombre, lo saludan, le caen en plancha y lo obligan a invitarlas a salir con tanta insistencia. No conocen qué es la vergüenza.

Ads

Este tipo de mujeres no son capaces de darse a conocer a fondo por lo que son. Por eso, prefieren proyectar una imagen diferente, quedarse detrás de un espejismo y evadir así la profundidad de su ser.