Nuestro cerebro se encarga del funcionamiento de todo nuestro cuerpo. Por ello cuando algo anda mal emocionalmente, nos envía señales para estar atentos sobre dichos problemas.

Ads

-Dolor de cabeza: Es un síntoma muy común que se presenta en personas con estrés, su significado se resume en tensión. Además que para algunos significa problemas emocionales.

Ads

-El cuello: El dolor en el cuello es una señal de rigidez extrema. También nos da a entender que tenemos resentimientos por no perdonar.

-Rigidez en los hombros: Este dolor habla de problemas emocionales relacionados a la presión excesiva. Es decir, el peso de no poder cumplir alguna responsabilidad o compromiso.

-La parte superior de la espalda: Cuando el dolor se refleja en esta área es probable que te sientas sólo. Tienes dificultades de relacionarte y el no tener amor propio.

-Zona inferior de la espalda: Se relaciona con preocupaciones de tipo material o económico. El temor de asumir estos problemas económicos con eficacia.

-Dolor en las rodillas: Está relacionado la mayoría de las veces con una exacerbación del ego. Más que nada cuando se tiene una actitud despectiva hacia las personas que nos rodean.

Ads

Date cuenta de lo que haces mal e intenta cambiar.