Cuando uno se encuentra en una relación todo es felicidad, sintiendo la adrenalina a mil y gozando de la buena suerte que tenemos al ser correspondidos. Pero ¿qué pasa cuando esa persona que quieres está con otra? En este caso, todo se complica, vemos si el camino que hemos tomado es el adecuado, si lo que estamos haciendo es lo correcto y si es lo que nos haría feliz en nuestra vida.

Ads

Muchas veces sentimos que lo perdemos todo cuando perdemos a nuestra pareja

Cuando permitimos que el tiempo nos atrape en una relación así, cada vez es más difícil de pensar en hacer lo correcto. Esto son lo que se llama “amores tomentosos”, amores que no conceden tranquilidad ni un solo momento en la vida, porque siempre te tienen pensando, preocupada por esa relación, preguntando cuánto tiempo más lograrás mantenerlo a tu lado. No deberías porque estar pensando cosas negativas cuando estás en una relación, el amor debe vivirse con intensidad, con mucha paz y mucho amor de dos, y no de tres porque o sino provoca lágrimas.

Ads

El miedo a estar solas siempre nos aprieta el corazón  

Cuando sientes miedo a no ver más a tu pareja, o si finalmente la relación se termina ya sea por la insistencia de estar juntos, se vive un tipo de luto. Siendo un dolor insoportable y al sufrirlo todo parece que anda mal. Esto es porque nuestro amor es dependiente, y eso no es nada bueno para el corazón.

¿Llegaste cuando él ya tenía pareja? Puede que hayas llegado demasiado tarde a la vida de esa persona y todo suele complicarse pues lo quieres, pero ya tiene a alguien más. Puede que esa persona te quiera y sienta lo mismo que tú, pero si vez que se encuentra con alguien más es preferible hacerse a un lado porque no vale la pena destruir a alguien para ser tú feliz. Ya que al final todo se paga y puede que llegue el momento de pagar en tu vida. No hagas lo que te pueda que en el futuro haga que te arrepientas de tus actos, porque si no respetas una relación de los demás no podrás llegar muy lejos.

Ads

Muchas veces debemos perder para ganar, perder incluso al hombre que tanto amas

Es mejor llorar ahora que después, cuando haya pasado el tiempo para ti, cuando sientas que esta relación no hizo más que hacerte perder los buenos años de tu vida. No lo veas como algo perdido, siempre vale la pena haberlo intentado y si viste que las circunstancias eran muy difíciles paraste y seguiste tu camino y eso está bien. Es por ello, que es mejor perder para poder ganar y volver a sonreír a la vida con un amor que sea de dos, donde tú eres la única protagonista junto a la persona que tanto quieres.