Es un periodo difícil en el cual es casi imposible no tropezarse con personas completamente molestas. Nos encontramos expuestos a una socialización “obligada” en el trabajo, en la familia y en las redes sociales. Y es increíble socializar con seres agradables, pero al  parecer los desagradables se multiplican cada vez más.

Ads

Existen personas que son muy desagradables y lo hacen de manera inconsciente, mientras que otros disfrutan ser así. Ante estas personas no debes perder los estribos, Ellos gozan de  ver a otro molestos por sus comentarios.

Es bueno debatir ya que es necesario comprender que no todas las personas piensan igual. Para debatir necesita dos partes y que cada uno piense de manera distintas para que pongan en contraste sus pensamientos o ideas. Si comienza un “debate” el cual culminas ofuscado, sintiendo un gran enojo hacia la otra parte, no estás debatiendo, solo estás entrando en pelea.

Hay seres humanos que les encanta la contienda, que la propician y que desean arrastrarte hacia ella. Pero lo aconsejable es, permanecer tras la línea del debate. Contender por criterios es quizás una de las maneras más estúpidas de perder el tiempo.