Si eres una de las mujeres que les gusta amar, que les gusta dar todo los detalles y gestos más tierno y dulces, que sabes que serán de agrado para tu pareja o para tu familia, pues está muy bien.

Ads

Sin embargo, amar es demostrar a través de gestos más que solamente de acciones, debes saber cuándo escuchar, cuándo y cómo aconsejar a la otra persona, asegurarte de que realmente lo que estás diciendo sea lo indicado.

Estos gestos implican apoyar, ayudar, y preocuparse al nivel de tomar los problemas ajenos como si fueran tuyos. Llegando a mover cielo y tierra para poder ayudar y solucionarlo juntos.

Ads

Existen ocasiones, en que las mujeres tienden a amar, pero no se dejan amar. Es decir, les gusta y les preocupa a la persona que estén amando pero no permiten que la otra haga lo mismo por ellas, por lo menos no dejan que lo demuestre.

Si ella es capaz de sacrificar cosas por su pareja, lo haría para que esté bien, por lo contrario, no dejaría que su pareja sacrifique algún factor ya que su prioridad es solamente él, y más nada. Solo quiere que se deje amar sin problemas.

Esto da indicios a que su pareja se comience a sentir mal, con sentimientos y expresiones que no son liberadas, comienzan a sentirse como hijos más como pareja, pues ellos no pueden demostrar de ningún modo su amor, como tú lo haces.

Si eres de las que aman pero no deja que la amen como tú lo haces, debes darte cuenta que por los intentos de hacer que tu pareja esté siempre bien, que nada le haga daño, eso mismo será lo que más le afecte y destruya por dentro.

Ten en cuenta esto, ¿en verdad estoy amando? Quizá sí lo sea, pero al impedir que la otra persona haga lo mismo, entonces de nada valdrá, porque será peor. Es preferible amar y ser amado, que amar y no ser correspondido.

Ads

Además de que no es saludable para ti, tampoco lo será para la otra persona, en algún momento necesitarás que te escuchen, que te comprendan y que te ayuden, y si tu pareja no ha estado acostumbrada a hacerlo, podrías llegar a estar decaída.

Concluyendo, será peor que no dejes que te trate como tú lo haces, ya que finalmente tus esfuerzos por hacer que tu pareja se sienta a gusto, terminarán siendo los que más la destroce y la hagan sentir mal y reprimidos.

Así que lo más recomendable, es que hables en persona con tu pareja, tendrás que disculparte y dejarle en claro que tú en verdad quieres mejorar y tratar de superar esa actitud que anteriormente cometías.

Esto solamente debes hacerlo si en verdad lo sientes, debes hacerte una pregunta importante, ¿realmente quiero tener una relación?, debes tener muy en claro qué es lo que realmente quieres, ya que si no lo sabes, podría a llegar a ser peor.

Nunca des una oportunidad de amar, si no estás dispuesta a dejarte amar por igual.

Ads