No te permitas ser la ex que todos evitan. Es difícil pero es más sano alejarte aunque tengas el corazón completamente roto antes que seguir sufriendo por tus actos. Tranquila, el dolor pasará.

Ads

Aprender a soltar es una de las lecciones más difíciles que enfrenta el corazón. Esto se debe  que tu psique puede comprender la situación, mas tus sentimientos no, sobre todo si los mismos no se encuentran alineados.

Ads

No te aferres, no te conviertas en esa ex insistente, que utiliza todos los medios posibles para seguir estando presente en su vida. Todos sabemos cuán difícil es, que es un proceso largo y dificultoso, pero tranquila, que sí lo vas a superar.

El primer paso es entender que todos somos diferentes, cada quien asume la manera en que termina con su pareja. Esto no significa que no le hayas importado, sino que probablemente lo idealizaste demasiado alto y ahora te cuesta enfrentar la realidad. Es completamente normal.

Lo importante acá es que no te permitas ser esa ex aferrada, pues esto daña tu esencia, tu corazón. Cuando no paras de insistir en algo que ya concluyó la inquietud va a estar presente en cada uno de tus días.

La ansiedad nunca se va a detener, pues no importa cuánto te esfuerces, ya tu relación acabó y mientras más te demores en entenderlo más te dañarás a ti misma.

Ha llegado la hora de continuar con tu vida, de detener esta actitud que tanto te está lastimando, no sigas buscando información sobre sus días, deja de seguir sus pasos, no te tortures más esperando una respuesta a tus mensajes, no te sigas afligiendo por él.

Es necesario que te permitas soltar, por más doloroso que sea, debes aceptar que él no desea compartir contigo. No sigas buscando excusas para escribirle, no lo conviertas en algo tóxico, recuerda que él no te quiere en su vida.

Ads

Ten presente que esto no quiere decir que tal vez en un futuro no puedan generar una buena amistad, pero este no es el momento para eso. Ahora es momento para que ambos sanen.

Esta bien que te desahogues, que escuche cómo te sientes, que sueltes todo eso que llevas dentro. Sin embargo, no está bien reclamar su atención, no puedes obligarlo a nada, no debes intentar darle lástima, y mucho menos manipularlo para volver.

Recuerda que así es el amor, que el “siempre juntos” si existe, pero no para todas las parejas. Pero lo más importante es que no te desplomes por una persona que ya no siente nada por ti.