Me he dado cuenta que no vale la pena renegar por algo que no tiene caso. No quiero perjudicar mi vida y llenarla de problemas innecesarios, ya no quiero amargarme por las puras, repetir mil veces que no lo haga si al final lo va a volver a ser. No quiero complicarme mis días, quiero disfrutar de la vida. No quiero estar detrás de alguien que no me va beneficiar en nada. Ya no quiero tener personas a mi alrededor que sólo me resten debes de sumarme.

Ads

Por mucho tiempo he tenido que lidiar con situaciones complicadas, es momento de tomar distancia emocional, de gestionar nuestros malestares y pensar antes de tomar una decisión. Para poder aprender de eso es necesario tiempo y experiencia. Mucha experiencia, para al final llegar a ser unos expertos.

Hay que tomar distancia de lo innecesario, ya que esto nos permitirá ver y sentir las cosas de otra manera, pues no debemos darle importancia a las emociones negativas como el enfado, ya que es una pérdida de fuerza. Mejor demos paso a los sentimientos, como los que nos permite comprender con más claridad lo que pensamos en realidad y cómo queremos actuar.

Ads

Démosle la importancia suficiente a los sentimientos que nos ayudará a razonar y encontrar el mejor camino para sobrellevar la vida. Para aprender de los malos momentos pasados y ser mejores personas cada día.

Uno debe de saber manejar mejor las emociones y así conseguir más coherencia entre nuestras opiniones y nuestras acciones sobre un tema determinado que puede ser la actitud de la persona.

Depende de nosotros tomar de la mejor manera las experiencias, ya sean buenas o malas. No importa qué tipo de problema tengamos, démosle la importancia necesaria a las que se me lo merecen. Porque si vamos a estar amargándonos por todo lo que nos pasa, habrá un momento en que nos sentiremos agotadas de toda esa energía extra que expresamos. Teniendo una vida mucho más complicada, lleno de problemas, dolor y tristeza. Porque nos sentiremos como personas desanimadas de la vida.

Ads

Deja a un lado todo ello, respira profundo y dale la espalda. Es hora de avanzar hacia la gloria, hacia lo que importa y esa es tu felicidad personal. Concéntrate en lo que te conviene, lo que será bueno para ti. Lo que te traerá estabilidad en tu vida.