A pesar de que en la actualidad las mujeres han demostrado ser independientes, y capaces de asumir cualquier rol impuesto por la sociedad. Aún quedan esos grupos de personas que piensan que las mujeres quieren a su lado un hombre para que este les resuelva sus problemas o que le haga la vida mucho más fácil.

Desde tiempos remotos, las normas sociales han enseñado que los hombres son los protectores y proveedores de las familias, y las mujeres son las cuidadoras. Pero, a través del tiempo, se ha comprobado que esto no es del todo cierto.

Es verdad que los hombres deben cuidar de su familia, pero hoy en día no son indispensables, pues hay mujeres que se pueden encargar de la carga de un hogar en su totalidad, desde el mantenimiento de la misma, hasta de los gastos que esta requiere, incluyendo los de sus ocupantes, llamándose hijos o familiares.

Ads

En conclusión, una mujer no necesita un hombre a su lado, pero puede tenerlo si quiere. Por supuesto, esto no significa que las mujeres tengan que dejar fuera a todo aquel que quiera ayudarlas, por el simple hecho de que ellas pueden hacer las cosas por sí mismas.

Las mujeres no deben odiar las relaciones, pero si deben tener presente el valor que tienen, cuánto valen y el puesto que merecen para que no venga cualquiera a amargarle la existencia, dándole una mala vida que ninguna mujer merece.

Las mujeres pueden estar en una relación y ser independiente al mismo tiempo. Nunca deben permitir perder esa independencia y estar subordinado a alguien con quien se esté saliendo sólo por el bien de la relación. Hay muchos más hombres en el mundo; hombres que no harán renunciar a la libertad.

El amor no se trata de tomar decisiones por otra persona. El amor no llama para comprobar si la pareja lo está engañando. El amor no es dudar de todo lo que dice el otro. El amor es apoyo y confianza. El amor es inspiración y motivación.

Ads

El amor no debe ser sólo para cuidar de la otra persona. por supuesto, que ambos estarán el uno para el otro cuando sea necesario. Pero el amor va mucho más allá, es más que solo compañía, el amor lo abarca todo, y nada que tenga que ver con amor dañino, solo es complejo.