Quiero hombre al que se le hayan terminado las ganas de ir saltando de cama en cama

Ads

Hay hombres que solo van por la vida, evidenciado su falta de estabilidad emocional, que no se llenan porque no se aman y por eso terminan en muchos brazos, y lo peor de todo, es que aunque ellos crean que esto debe ser así, y estas acciones les proporcionará felicidad, la realidad es totalmente contradictoria.

Pues en el fondo, aunque ellos no lo admitan, se sienten vacíos. Y tarde o temprano, se dan cuenta de su error, y muchas veces es tarde para remediarlo, ya que pudieron tener la felicidad en sus manos y no supieron valorarla.

Y es que, muchas mujeres se cansan de los amores a medias, de los que no saben tener un compromiso y ante cualquier discusión terminan en otros brazos.

Ads

Y, aunque hay mujeres que quizás puedan soportar esta cruel y dura situación, hay otras que quieren y prefieren un hombre de verdad, en todo el sentido de la palabra, uno al que se le hayan terminado las ganas de ir saltando de cama en cama.

Un hombre que esté listo para ser su compañero del día a día, no solo el que diafrute del placer. Quieren una relación sana, llena de seguridad, de saber que la persona que camina a su lado, estará ahí. Cuando sientan que la vida se les rompe a pedazos, cuando se derritan de alegría y cuando cumplan con sus sueños.

Actualmente, hay muchas mujeres a las cuales ya no les sorprenden los detalles materiales, quieren algo más que un bonito arreglo de flores. Es más, quieren ser la planta, tener la certeza de que tendrá el cuidado para que florezca. Porque una relación en donde la palabra amor reina, es más que pasión, es más que dos cuerpos ardientes, es vibrar, es complicidad.

Ads

Quieren un hombre que no huya, que se ame tanto, que no tenga que llenar sus vacíos en encuentros sin sentido. Que esté dispuesto a recibir todo lo que quieren dar y que digan cuánto las aman con solo verlo sonreír. Esos hombres que solo van por ahí dejando descargas emocionales, ya agotan a las muneres.

Hay mujeres ya estan listas para darle vuelta a la página, para empezar con la persona indicada y, la verdad es que no les agobia saber si será hoy, mañana o en unos años.

Porque ya aprendieron también a estar consigo mismas, aunque a veces son un tanto insoportables, otras se abrazan y se aman con muchas ganas. La soledad las ha recibido tan bonito que permitió que se encontraran y les enseñó a no permitir que nadie las tratase como no merecen ser tratadas.

Por estas razones, hoy en día, las mujeres quieren un hombre de verdad, no para presumirlo ante la sociedad, simplemente que les complemente la felicidad.