Normalmente cuando  amamos y valoramos a una persona, dedicamos todas nuestras  energías y recursos en esa persona, le dedicamos  desde nuestros pensamientos hasta nuestro propio tiempo, que es una de las cosas totalmente  valiosas, puesto que no tenemos ninguna manera de recuperarlo.

Ads

Tratamos de hacer sentir bien a ese sujeto, por medio  de atenciones, de afecto, de palabras, apoyo, compañía o lo que pensemos que  esté a nuestro poder  y surja  de nuestro corazón, con la finalidad de canalizar nuestro amor y desarrollar  aquellas personas que amamos  bienestar.

Ads

Tristemente  la vida está repleta  de irregularidades, lo que la hace más desafiante  aún, en múltiples  ocasiones  no amamos a quien nos ama, amamos a quienes no nos ama e incluso  amándonos mutuamente no hay  verdadera  reciprocidad y alguna de los dos sujetos  se siente inconforme con respecto a lo que entregan  y a lo que recibe.

Cuando empezamos  a dudar de nuestras virtudes, cuando sintamos  que entregamos  sin recibir, cuando una persona  ocupa ese espacio  prioritario en nuestras vidas y nosotros no somos más que una alternativa, esto puede afectar mucho nuestro propio amor, llegando incluso  a hacernos creer  que no somos tan  valiosos como para que una persona  pueda valorarnos  aun considerando los esfuerzos que se han hecho.

Debemos  hacer una  examinación  de lo que somos, de  que deseamos  y lo que merecemos, no parece  saludable  amar sin correspondencia, esta clase de amor es válido en muchas conexiones afectivas, pero en los  lazos de pareja, resulta completamente  contraproducente.

Nos debemos  sentir que somos merecedores del mejor tipo de amor, que nos amen, que nos protejan, que nos aprecien, si una persona  no es capaz de aportar  lo mínimo que necesitamos, posiblemente  no deba ocupar un lugar en  que le hemos dado… ama a la persona que  te ama, valora aquellas persona que  valora y goza  de la capacidad que tienes de crear  tu propio círculo afectuoso, considerando que el que no desea  dar  nada, puede salir gustosamente.