Nos encontramos rodeados de seres hermosos, independientes y solitarios los cuales extrañan la compañía, otras desean relaciones estables, están las que solo quieren un momento de pasión y algunas sueñan con una gran boda. Encontrar el amor es lo que debemos colocar en práctica, ya que apegarse a una persona por temor a la soledad puede ser algo totalmente peligroso.

Estar solo no es nada sencillo y pocas veces se le ve el lado positivo. Para poder conseguir la paz o la tranquilidad dentro de la soledad es totalmente necesario aprender a vivir contigo mismo hasta que llegue esa  persona la cual este  en tu misma frecuencia.

Gozar de uno mismo es un proceso que conlleva su tiempo, pues no es fácil explorar nuestro interior y descubrir verdaderamente la personalidad que nos define, las costumbres, los hábitos e incluso nuestros terribles defectos.

Estar solo es mejor que andar con una persona que no te respeta para nada, que no te abraza, que no te oye, que te trata con distancia y que te pone en un segundo plano. 

Estar soltero puede ser una alternativa y puede no serlo. Es probable que sea una condición autoimpuesta o por coincidencia, circunstancia o momento. Sea lo que sea, no debes pensar que es estigma, mala suerte, karma, falta de hombres o mujeres en el planeta, todo debe pasar a su debido tiempo incluso una relación amorosa.

Hay menos hombres en el mundo, es verdad. Pero entregarle tu energía a una persona con el fin de tener un refugio seguro, por necesidad o miedo a envejecer solo es demasiado arriesgado y triste.