Esos seres humano que transmiten paz se interesan por el bienestar de los demás, aparte reconocen y elogian las cualidades de aquellas personas que aparecen en su vida, les fascina dar su amor y su voz es como música la cual calienta el alma. 

Ads

Me encantan las personas que verdaderamente son originales, con un enorme corazón, que se emocionan con mucha nostalgia al punto de incluso llegar a las lágrimas,  las que ríen de un buen y hermoso recuerdo, que exhalan felicidad  con sonrisas y largos abrazos.

Amo a  las personas con las que puedo hablar sencillamente, las cuales intercambian opiniones sin ser intransigentes, que ven el lado bueno de las cosas, incluso con el dolor.

Me atrae las personas finas que utilizan las palabras con mucha elegancia, que tienen el lujo en los ojos y dejan la cortesía por donde van. No existe nada mejor que aquellos seres que no saben que es la  envidia y celebran los triunfos de los otros.

Valen mucho aquellas personas que se quedan cerca para calmar tu angustia, las cuales te instruyen para enseñarte a volar y que piensan bien antes de actuar.

Puedo asegurarte que los seres humanos que realmente aman son individuos totalmente transparentes y sinceros, dejan su marca, inspiran y que crean la diferencia con la bondad que difunden. Aprecian la vida que poseen, se aceptan como son y viven intensamente, un día a la vez.