Muchas veces cuando uno tiene mucho tiempo con su pareja la pasión es lo primero que desaparece entre ellos, ya bien porque son consumidos por la monotonía o porque simplemente no renuevan cada cierto tiempo las llamas del amor. Pero como queremos que sea feliz al lado de esa persona, te daremos unos consejos para que mantengan la llama de la pasión a través de los años.

Ads

No dejes que la rutina se coma la pasión  

Aburre cuando todos los días estás viviendo un mismo escenario. Por mucho que quieras a esa persona, lo previsible acaba siendo agotador cayendo en el aburrimiento. Permítete dar rienda suelta a tus emociones con tu pareja cuando tengan ganas, no te preocupes si es un momento indicado. No hay nada de malo en arriesgarse, hacer algo distinto e intentar hacer algo que nunca antes han hecho. Que no se pierdan las ganas de besar, morder, acariciar o abrazar, revive esos lindos momentos. Verás como un beso apasionado puede ascender y pasar a un momento íntimo y pasional.

Ads

Renueva y cuida todos los aspectos de tu atractivo

Cuando pasan los años los cuerpos cambian, y así no lo hicieran, al verte todos los días hace que tenga que haber más factores que mantengan interés en el otro, admirando al hombre que amas, la admiración es uno de los puntos importantes de que el amor se mantenga y el erotismo sea parte esencial en tu relación. Así que, sería bueno que cuides tu aspecto. Puede que seas inteligente, carismática, dulce, pero también tu aspecto físico debe ser atrayente.

Cambia el escenario cuando puedas

Ads

Te aconsejo cambiar ese escenario cotidiano por otro durante unos días. Sería bueno viajar con tu pareja. Cambiar el lugar en donde viven momentos íntimos. No es igual hacer el amor en la cama de todos los días que en un hotel donde puede sorprenderte su decoración y volverlo un ambiente más bonito. Si tienes hijos, es conveniente que alguien se haga cargo de tu rutina durante unos días mientras te reencuentras con tu pareja en una escapada de momentos inigualables.

Diálogo y más diálogo

Un diálogo constante mantiene la sintonía de que la pareja siempre se encuentre en el mismo rango. Dialogar no sólo es hablar, significa escuchar de verdad. Compartir. Manténganse al corriente de su pareja, no sólo hablen ustedes sino también escuchen que tal le fue su día. Eso cambiará muchas cosas.

Tener espacios privados para tener un espacio común

Lo que es necesario en una pareja son los espacios privados. Basándose todo ello en el respeto y la confianza mutua. Darle un espacio para que se desarrolle y crezca en los aspectos que necesito hacerlo solo.

Un ejercicio de baile también puede ser bueno para mantener la pasión, deslizarse por la vida con una armonía y una complicidad que nunca se debe romper.  Poniéndole un poco de sabor a la relación.

Ads