A veces puedes sentirte cansado de que tu mejor amigo te regañe o te juzgue por tus errores, pero ten en cuenta que esto es mejor a que siempre esté halagándote. No todas las personas de nuestro alrededor nos quieren realmente, por ello, no les importará decirnos cuando estamos tomando decisiones que a la larga nos harás daño. Si tu mejor amigo te dice las cosas en cara de una manera cruda es para que te des cuenta de que realmente hay algo que estás haciendo mal y debes cambiar.

Una amistad genuina es aquella que no teme expresar lo que el otro desea para ti. Según una encuesta realizada a 140 personas, donde se les planteaban situaciones hipotéticas con sus mejores amigos, se pudo conocer que muchas personas se cuestionan el hecho de perder una amistad por los comentarios o consejos que pueden brindarle al otro. De esta manera se demostró que los amigos más cercanos son mucho más crueles al momento de decir la verdad, porque según su criterio, solo están buscando el bienestar para el otro.

Belén López-Pérez, la encargada del estudio, afirma que: “Se ha demostrado que la gente puede ser cruel para ser amable. Pueden decidir hacer a alguien sentir mal si esto podría beneficiarles en cualquier nivel personal”.

Por ello, en lugar de quejarte de la crueldad de tu mejor amigo, agradécele por que se preocupe por ti. Sin embargo, si sientes que te lastima con sus palabras, puedes decirle que sea un poco más amable con ellas, que siga siendo igual de sincero, pero que use un lenguaje menos agresivo contigo. Lo importante es que ambos se entiendas y conversen sobre lo que les hace sentir bien y lo que los hiere.