Ser fuerte no es sinónimo de NO necesitar ayuda, de hecho, las personas más fuertes tienen una característica en común, y eso es la humildad. La humildad de la que hablo es de reconocer que, en ciertas cosas, necesitamos mejorar y solicitar ayuda cuando se requiera.

Una mujer mentalmente fuerte, experimenta los mismos miedos que las demás, pero la verdadera diferencia está en cómo se enfrentan a ellos. La conquista de los miedos siempre será su estandarte de batalla.

  1. Miedo al fracaso.

Una mujer mentalmente fuerte reconoce que el fracaso es parte del aprendizaje. Solo las débiles se dejan apabullar por los errores que cometan. El fracaso es una oportunidad de aprender para no volver a tropezar con la misma piedra e intentarlo de nuevo de mejor manera y más seguridad.

Ads
  1. Miedo al rechazo.

También reconocen que el rechazo es parte de la vida, que no siempre serán agradables para las personas que ellas quieren. Pero esto no es ningún problema. Ellas no buscan vengarse de alguien que les rechaza ni ponerse más bellas para que estas personas les presten más atención… No, para nada.

Una mujer fuerte sabe que en ciertas cosas es mejo no insistir, así que busca la vía más inteligente, la de intentar en un nuevo corazón y seguir adelante.

  1. Miedo a los cambios.

Toda mujer tiene miedo al cambio, pero solo las fuertes saben que un cambio no es necesariamente malo. Algunos cambios están hechos para evolucionar y mejorar. El cambio al que más le pueden temer, es a ese donde alguien le pueda hacer sentir insegura de sí misma y perder esa fortaleza, pero, incluso si eso llegase a pasar, ellas pueden rebuscar en lo más profundo de su dignidad y rescatar esa fortaleza emocional que la hace quien es en realidad.

  1. Miedo al éxito.

Parece irónico, pero el miedo al éxito es más común de lo que parece. Algunas personas temen tener que lidiar con el éxito, porque este en sí mismo, involucra los miedos anteriores. Ya que tendrá que enfrentarse al fracaso para aprender de ellos, y tendrá lidiar con el rechazo de algunas personas que decidieron no apoyarle en su camino al éxito, y todo ello se dividirá en antes y después, una vida llena de cambios en los que al final, llegarán a un punto inevitable el cual es el éxito… Pero este solo se alcanzará mientras una mujer se mantenga fuerte y sepa lidiar inteligentemente, con todos sus miedos.

Ads