Se conoce el Karma como una creencia central principalmente en las doctrinas del hinduismo, el budismo y el espiritismo. En donde, estas trascienden de manera especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos.

Ads

El karma recuerda al ser humano que por cada acción que un individuo realiza habrá una reacción. Dependiendo de la religión, el sentido de la palabra puede tener connotaciones de acciones específicas y consecuencias diferentes, pero por lo general se relaciona con la acción y sus consecuencias.

Para muchas personas el karma es algo que no existe y para muchas otras si existe, por lo que tienen cierta preocupación por tener buen karma. En este artículo se encontrarán las cosas que se deben empezar a implementar en la vida diaria para poder limpiar el karma de manera inmediata:

  1. Aprender a hacer silencio: Calmarse. A veces, en los momentos más difíciles de la vida, se suele hablar, decir o gritar cosas de las que luego se arrepiente. Una buena forma de limpiar el karma es hacer silencio, aprender a no decir cosas que planten semillas que luego florecerán en un mal karma.

 

Ads
  1. Evitar juzgar a los demás: Es fácil juzgar a los demás, pero no todos nos ponemos en el lugar del otro para conocer la situación. Tratar de entender a los demás, pues todos somos diferentes.

 

  1. Perdonar es liberarse: Hay que liberarse, si nos concentramos en el daño, nos devolverán daño. Si pensamos negativo, tendremos un karma negativo. Tengamos una vida libre y seamos libres.

 

  1. Enfocar la atención: Enfocarse y concentrarse en todo lo positivo que nos rodea, es a ello a lo que debemos prestarle toda la atención.

  1. Hablar en positivo: Si hablamos de forma positiva, recibiremos cambios positivos. De acuerdo a Ward, así funciona el karma. Al hablar en positivo, al estar en modo positivo, creamos huellas positivas en nuestra mente. Y eso evoluciona hacia un karma positivo.

 

Ads
  1. Amar sin esperar nada a cambio: Al brindar amor, recibimos amor. Pero, si brindamos amor con el interés de recibir amor, solo recibiremos un amor interesado, un falso amor. Por eso, es importante amar sin esperar nada a cambio, brindar amor sin importar lo que se reciba.

 

  1. Meditar varias veces al día: Meditar todos los días es una buena forma de curar nuestra alma, conocernos a nosotros mismos y reflexionar sobre nuestras vidas.