Las fobias son un trastorno de salud emocional o psíquico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas. La palabra viene del término griego fobos que significa ‘pánico’. Hay que destacar que existen todo tipo de fobias.

Ads

Una de las que más llama la atención es la androfobia. Quienes sufren de androfobia experimentan sensaciones de pánico intenso cuando ven aparecer a un hombre o un conjunto de ellos.

De acuerdo al DSM-5 (Manual diagnóstico y los estadísticos de trastornos mentales), las fobias específicas, como la androfobia, cumplen las siguientes características:

  1. Miedo o ansiedad intensa por un objeto o situación específica, como, por ejemplo: volar, alturas, animales, administración de una inyección, ver sangre, entre otras.
  2. El objeto o situación fóbica casi siempre provoca miedo o ansiedad inmediata.
  3. La situación fóbica se evita o resiste activamente con miedo o ansiedad intensa.
  4. El miedo o la ansiedad es desproporcionado si analizamos el peligro real que plantea el objeto o situación específica y el contexto sociocultural.
  5. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente y dura típicamente seis (6) meses o más.
  6. La ansiedad, el miedo o la evitación causan malestar clínicamente significativo o deterioro en la dimensión social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

Es común que las personas tengan múltiples fobias específicas; de hecho, aproximadamente el 75% de las personas con fobia específica temen a más de una situación u objeto. Se dice que las personas con una vida fóbica se encuentran estrechamente ligadas con un sentimiento de angustia.

La androfobia bien podría considerarse un tipo de fobia sexual. La sexualidad es un tema que siempre ha generado tensión en la sociedad. Las fobias sexuales pueden ir dirigidas hacia el género de las personas o hacia un aspecto determinado del sexo.

Las causas que originan las fobias sexuales pueden ser muchas y variadas. En el caso que nos ocupa, el de la androfobia, es un trastorno que produce un miedo constante, intenso y anormal hacia los hombres.

Las personas con androfobia se sienten muy nerviosas cuando sienten la presencia de hombres, además de cuando mantienen una conversación con alguno de ellos. Este miedo irracional hacia los hombres hace que tiendan a evitarlos. Estas situaciones pueden darse incluso con familiares o amigos masculinos y obstaculizan la vida personal, profesional e interpersonal de la persona afectada.

Ads

La androfobia es sufrida mayoritariamente por las mujeres, aunque también los hombres pueden padecerla. La raíz de este tipo de fobia está en algún hecho traumático vivido cuyo principal protagonista haya sido del género masculino.

Estos hechos traumáticos podrían ser una violación, abusos psicológicos, una pésima relación con la figura paterna, etc. Incluso podría producirse por razones culturales cuando la mujer es educada para ser sumisa y obediente.

La persona es consciente de que todos los hombres no suponen una amenaza real. Aun así, no puede evitar sentir un pánico irracional ante su presencia.

El tratamiento de la androfobia es el mismo que el de cualquier otro tipo de fobia específica. Para tratar este trastorno se utiliza un paquete de técnicas psicológicas cognitivo-conductuales en las que predomina la exposición en vivo.