Si eres mujer y trabajas de noche, pues sin duda alguna, sufrirás los efectos más evidentes como el cansancio constante. Además, esto tiene efectos a largo plazo. Un estudio publicado en la revista “Cancer Epidemiology, Biomakers and Prevention” de la American Association for Cancer Research, confirma que el turno de la noche, se eleva de un 19% los riesgos de padecer un cáncer de mama, gastrointestinal y de la piel en la mujer. El cáncer tiene un mayor porcentaje de probabilidad. En comparación con las mujeres que no han trabajado de noche, en este último con un 41%, a lo que le sigue el de mama con un 32% y por último el gastrointestinal con menos del 20%. Estas cifras se disparan en varias profesiones como la de enfermera que llega a casi un 60% de riesgo de padecer un cáncer de mama. Comparativamente, es la más afectada por el turno de noche.

Un estudio reciente reveló que los turnos en la noche para trabajar están asociados con un incremento de cáncer de pecho, piel y gastrointestinal en mujeres.

Otros efectos

Además de que se fortalece la aparición del cáncer, el trabajo de la noche demostró tener varios efectos bastantes negativos en la salud. Un estudio canadiense realizado con 3000 agentes de policía en América del Norte indicó que este turno nocturno favorece los trastornos del sueño. El trabajo realizado a esas horas aumenta además las posibilidades de padecer enfermedades en el corazón, no contribuyente a adoptar una dieta equilibrada y a mantener una actividad física continua y regular.

Ads

Un solo turno de noche puede aumentar de manera significativa la presión arterial, deteriorar los niveles de azúcar en el cuerpo lo cual puede deducirse a mayores riesgos de padecer diabetes y obesidad. Aunque algunos empleos requieren de manera forzada trabajar de noche (médicos y policías), parece bastante necesario encontrar una o más soluciones para limitar al máximo sus efectos en la salud, así que por ende, el riesgo sí existe.

Así que, si pensabas en trabajar por las noches, olvídalo. Lo recomendable siempre va a ser que tu cuides de tu salud y de tu protección física y mental, por ello no debes trabajar a tan altas horas de la madrugada, para que tu cerebro descanse y el desarrollo de tu cuerpo funcione correctamente. El mejor plan para tener una vida próspera es organizarse correctamente, si te organizas, no vas a tener que obligarte a trabajar de noche.