Leyes del karma: La primera vez que leí sobre el Karma pensé que trataba sobre alguna tonta superstición para justificar, de alguna manera, el pago de malas acciones que otros cometían.

Ads

Este pago era una especie de cobro divino, en cuanto a lo espiritual. La factura se le daba a las personas que parecían no salirse con la suya, y, para justificar o apaciguar la frustración que eso daba, algunas personas inventaron el “Karma”, como una respuesta para esas injusticias que se veían a diario.

Me gusta esa teoría, sin embargo, a medida que creces, vives y experimentas, te das cuenta de que hay algo más grande que nosotros, tirando de los hilos.

Ads

Algunos lo llaman Dios; otros le dicen destino. Finalmente, hay quienes creen en el Karma o en las tres ideas combinadas.

Bajo estas ideas, se crean leyes para intentar estructurarlas y darle una explicación a cada acontecimiento. Así pues, te doy las 12 leyes del karma, que nunca deberías romper si crees en ella.

Leyes del karma:

  1. Ley de causa y efecto: Todo lo que siembras, será lo que coseches.
  2. Ley de creación: Si no participamos para crear nuestro destino, este no se creará por sí solo.
  3. Ley de humildad: Aceptar cosas es parte del crecimiento. Y para cambiar nuestro destino, debemos aceptar cosas que no nos gustan.
  4. Ley del crecimiento: Y cuando logre aceptar con humildad las cosas que te rodean, aprenderás a crecer dejándoles atrás o aprendiendo de ellas.
  5. Ley de responsabilidad: Aceptando que, todo lo malo que pase, ha sucedido por algo malo que hiciste.
  6. Ley de conexión: Y cada ley se conecta así como cada acción con sus respectivos resultados.
  7. Ley de enfoque: Debes mantenerte centrada en tu objetivo. Tus sueños son lo primero.
  8. Ley del dar y la hospitalidad: Dar siempre significará recibir.
  9. Ley de aquí y ahora: Y a través de viejos hábitos, buenos o malos, se creará nuestro presente.
  10. Ley del cambio: Pues aprenderás que todo cambia, nada permanece. Incluso lo bueno se transforma.
  11. Ley de paciencia y recompensa: Y aceptar eso, con paciencia, te traerá grandes recompensas.
  12. Ley de importancia e inspiración: Finalmente, prioriza en tu vida las cosas que merecen atención. Mantenlas en tu corazón e inspírate de aquellas cosas que no salieron bien y de las que sí lo hicieron. Pues, de cada acción con un resultado, hay algo que aprender, y es que, todo lo que haces, piensas o dice, tiene una consecuencia directa con tu presente y tu futuro, ya sea en un minuto, o en 30 años.