La vida es un gran regalo que debemos agradecer. El estar vivo es un milagro que nos muestra, la gran oportunidad que tenemos para volver a empezar, es por ello que debemos agradecer a Dios, el hecho de despertarse y saber que estamos vivos.

Muchas personas pasan la vida sin darse cuenta de lo afortunados que son. Pasamos la vida fijándonos en cosas sin importancia y olvidamos lo verdaderamente importante. Muchos niños mueren al nacer, sin ni siquiera conocer la vida. Algunos nacen con algún impedimento o alguna capacidad y son los que generalmente ven mas allá, de los que tenemos todos nuestros sentidos sanos y disfrutamos de muchas potencialidades.

El ser humano tiene la facultad de hablar y razonar, sin embargo vive dentro de su propia capsula y en ocasiones le cuesta comunicarse. El es responsable de modificar su entorno y el ambiente, cien veces más que cualquier otra raza. Avanzamos en nuestros proyectos y ocupaciones y no nos damos cuenta, por ejemplo, del gran impacto que tenemos en el ambiente. Creemos que somos eternos y nos damos el lujo de ignorar que nuestro planeta está en constantes cambios y que somos responsables de gran parte de ellos.

Ads

Como individuos somos responsable de nuestra propia felicidad y esa felicidad no la da las cosas materiales. Como decía el gran Alejandro Magno… “Vine con las manos vacías y con las manos vacías me marcho”. Voltea a mirar los pequeños detalles, eso que a pesar de su tamaño harán cosas grandes en tu corazón y en tu vida. Recuerda agradecer, regala una sonrisa aún a un desconocido. Practica el perdón y el auto perdón y se consiente del gran regalo de abrir los ojos cada mañana y poder decir: Gracias por un nuevo día

Posted by Utópico on Monday, June 26, 2017