La primera cafetería mexicana atendida por personas con Síndrome de Down

Ads

Café Cordica 21 es una cafetería mexicana, siendo uno de los primeros recintos culinarios inclusivos del pais de Mexico. Atendida por personas con Síndrome de Down ubicada en la ciudad de Guadalajara, que se dedica no sólo a servir las mejores tazas de café, sino a mejorar la calidad de vida de algunas personas que viven con este padecimiento.

En donde, además de brindar las mejores tazas de café, estos jóvenes forman parte activa del sistema económico del país.

A nivel mundial, se estima que la incidencia de este síndrome es de uno (1) entre cada mil (1000) personas y uno (1) de cada mil cien (1.100) recién nacidos. Además, en México de acuerdo con datos preliminares de la Dirección General de Información en Salud, durante 2018 nacieron trescientas cincuenta y un (351) niñas y trecientos treinta y ocho (338) niños con síndrome de Down.

Ads

En esta cafetería, diez (10) jóvenes de entre veinte (20) y veinticinco (25) años con este trastorno cromosómico atienden las mesas, mientras aprenden a ser productivos y desarrollan sus aptitudes.

Además, de sus labores con el café, en este lugar se llevan a cabo prácticas adicionales como talleres de pintura, talleres de baile, prácticas de fútbol e incluso clases de repostería dos veces por semana.

Este proyecto, que surgió hace un par de años, tiene como finalidad que las personas con Síndrome de Down tengan la posibilidad de integrarse dentro de la sociedad y poderse preparar para una vida laboral cotidiana que les pudiera brindar éxito en el futuro.

Ads

Cordica 21 nació como un club deportivo de futbol para personas con este síndrome, sin embargo, con el paso de los años este se convirtió en una organización que ofrece talleres de baile, terapias físicas, teatro y pintura y este tipo de espacios de inclusión laboral.

«Más que un negocio se trata de una cafetería-escuela, donde los chicos aprenderán a ser productivos por sí mismos, para que en un futuro aspiren a proyectos más grandes», cuenta la integrante del proyecto Laura Ruiz.

Hay muchas personas con este síndrome que son capaces de laborar y de integrarse a un sistema que les da estabilidad.

El trabajo de estos chicos es remunerado con un sueldo, pues trabajan en grupos de dos (2) o tres (3) turnos por turnos de dos (2) horas.

«Sólo queremos acompañarlos en cada etapa de su vida y ayudarlos a que desarrollen cada una de sus capacidades en un entorno de inclusión», cuenta Ruiz.

El concepto de Coffe Cordica 21 ha resultado ser un éxito en Guadalajara, y es visitado por varios comensales cada día. La cafetería se encuentra en la calle Florencia en el número 2384 en Guadalajara, Jalisco.

Ads