Fue un amor conocerte, placer de mi vida

186

​“Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores: uno con el que te casas o vives para siempre, puede ser el padre o la madre de tus hijos…Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella..
Y dicen que hay siempre, un segundo amor una persona que perderás siempre, alguien con quién naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan de la razón y te impedirán siempre, alcanzar un final feliz.
Hasta que cierto día dejarás de intentarlo…Te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando, pero te aseguro que no pasarás ni una sola noche, sin necesitar otra beso suyo o tan siquiera discutir una vez más.
Ya sabes de quién que estoy hablando, porque mientras estabas leyendo esto, te ha venido un nombre a la cabeza. Te librarás de él o de ella, dejarás de sufrir, conseguirás encontrar la paz (será sustituido por la calma), pero te aseguro que no pasará ni un solo día en que desearás que este aquí para perturbarte.
Porque a veces se desprende más energía discutiendo, con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien al que aprecias.”
Paulo Coelho

Llegaste a mi vida inesperadamente me miraste a los ojos y nada volvió a ser igual. Recuerdo que durante en aquellos tiempos la vida era diferente, los colores eran más intensos y los olores más vivos.
Creo que en la vida hay amores que lo nos cambian por completo, de los que una vez vivido ya nada es igual, nunca lo olvidas tan solo la inercia y la rutina hacen que lo guardes dentro de tu corazón.a todo te hacen acostumbrarte.

El hilo rojo que nos unió

No sé si el hilo rojo del destino nos unió o solo fue azar. Solo sé que de todas las personas del mundo, coincidimos tú y yo en aquel lugar. Hemos llegado hasta aquí porque nos lo hemos merecido. El desenfreno, el romanticismo y el compromiso dieron paso a dos almas a acompañarse por siempre.
Hemos hecho verdaderos campos de batalla. Hemos llegado hasta el fin del mundo. Nos hemos abandonado. Hemos regresado. Hemos ahogado a nuestras mariposas.
Y es que si algo nos ha quedado claro es que en el amor hay de todo, pero sobre todo, pasiones, enredos y perdón. Porque la pareja perfecta no tiene porqué ser aquella que siempre permanece unida, sino aquella que se siente como ideal.

Te voy a querer siempre

​Desde que te conocí todo lo pongo puntos suspensivos, porque sé que continuará y que mis momentos contigo pueden ser interminables.
Da igual el tiempo que pase, siempre estarás en la zona más especial de mi corazón. En esa en la que el amor no se tiñe de colores, sino de intensidad. Y es que además lo nuestro no fue breve, fue eterno.

Ads

Fuente: ​La mente es maravillosa