Lestijärvi y Miehikkälä,  municipios de muchos finlandeses  desesperados por incrementar su tasa de natalidad, ofrecen 10 mil euros para aquellas mujeres que quieran  vivir en el país y formen una familia.

Se implementó este incentivo ya que en 2012 solo se hubo  un nacimiento en Lestijärvi; desde entonces ya han nacido 60 bebés, pero para el país todavía no es suficiente.

Residentes y extranjeros  pueden tener este beneficio, claro está que debes vivir ahí. Si se marchan así sea por un tiempo pequeño se les retirará la ayuda y no podrán recuperarla aunque vuelvan.