Una interesante investigación ha confirmado que las amigas son capaces de proporcionar más felicidad que una pareja. Este estudio realizado, revela que ser feliz no es estar casado, sino tener relaciones sociales sólidas.

A esta conclusión ha llegado un profesor de la Universidad Estatal de Michigan llamado William Chopik, tras estudiar a más de doscientas setenta mil (270.000) personas en unos cien (100) países, encontró que entre las personas de sesenta y cinco (65) años o más, las amistades significativas eran indicadores más sólidos de salud y felicidad que las relaciones familiares.

A medida que las personas envejecen, las amistades son cada vez más importantes para la salud de las personas. Chopik descubrió que las personas mayores solteras (divorciadas o nunca casadas) que tienen buenos amigos son tan felices y saludables como las personas casadas.

Ads

Las amistades son algo en lo que sobresalen los solteros. Estudios recientes demuestran que los solteros tienen más amigos y son mejores para mantener sus amistades que las personas casadas.

En contraste, las parejas casadas tienden a pasar la mayor parte del tiempo con su pareja y, a menudo, dejan atrás las amistades.

Un estudio de 2015, conducido por Natalia Sarkisian y Naomi Gerstel descubrió que «ser soltero aumenta las conexiones sociales tanto de mujeres como de hombres». No solo las personas solteras tienen más amigos, sino que también son mejores para mantener sus amistades.

A diferencia, cuando las personas se casan, tienden a dejar atrás a sus amigos. Sarkisian y Gerstel concluyeron que las personas solteras tienen más probabilidades de mantenerse en contacto y recibir ayuda de amigos, familiares y vecinos que las personas casadas.

Ads

Otra investigación muestra que, en promedio, las personas en una relación comprometida tienden a perder mínimo dos (2) amigos cercanos.

Tanto las parejas casadas como las parejas exclusivas tienden a pasar la mayor parte del tiempo con su pareja en la extensión de pasar tiempo con sus amigos. A menudo, los matrimonios tienen un impacto negativo en las relaciones de las personas con otras personas.

A su vez, las amistades tienen un fuerte y positivo impacto en los solteros. Un estudio de la felicidad humana de Harvard de setenta y cinco (75) años. Encontró que el mejor indicador de la felicidad son las buenas relaciones sociales.

Otro estudio realizado en el Reino Unido encontró que las personas con cuarenta y cinco (45) años con diez (10) o más amistades tenían niveles más altos de bienestar psicológico y felicidad, esto demuestra que la feliz soledad es una ventaja que tienen los solteros.

Sin duda, múltiples estudios muestran los beneficios de tener amigos. Los seres humanos necesitan amistades, pero ya no necesariamente necesitan matrimonios y relaciones para ser felices.