El Alzheimer, es una enfermedad mental progresiva que se produce por la degeneración progresiva de las células nerviosas cerebrales y la disminución de la masa cerebral. Esto genera la pérdida de memoria, desorientación y el grave deterioro personal e intelectual.

Esta enfermedad no solo afecta a los que la contraen, sino que genera un deterioro a nivel familiar, por el solo hecho de la gran dificultad que causa con el entorno y ver a ese querido familiar que cada vez va alejándose de sus afectos, hasta llegar al momento en no reconocerlos.

Es por ello que, en esta oportunidad, presentamos una historia relacionada con esta terrible enfermedad, desafortunadamente incurable. A continuación, la Historia de Ted McDermott.

Ads

“Desde hacía varios años se le había detectado al Sr. McDermott esta terrible enfermedad y su familia comenzó un lento y penoso calvario para acompañarlo y ver progresivamente su alejamiento a sus vínculos.

No solo su memoria se iba apagando, sino que su humor también cambiaba y empeoraba.

Su hijo Mac, no quería ver esta situación con su padre al que tanto amaba, y después de pensar y averiguar decidió hacer algo que lo sorprendería a ambos.

Ted, había sido un gran cantante, y muchos años de su vida recorrió el Reino Unido cantando en bares y pub de las zonas. Pero al detectársele la enfermedad, tuvo que alejarse de esta gran pasión que el sentía, por su progresiva pérdida de la memoria.

Ads

Igualmente, su pasión era tan grande, que, si bien ya no podía hacer giras o recorrer bares para cantar, nunca perdía el ritmo que lo tenía grabado en la sangre y el corazón.

Contaría Mac en una entrevista: ‘Papá ha sido un excelente cantante y se ha dedicado siempre a esta pasión, lo llamaban The Songaminute Man, porque recordaba con gran memoria muchísimas melodías. Pero durante este último tiempo ha perdido la memoria, a menudo ya no reconoce a la familia y se ha vuelto agresivo’.

Pero Mac siempre estuvo decidido a ayudarlo y por lo menos mantener viva la pasión por la música de su padre.

Fue así, que le surgió un plan muy ingenioso: Cuando nota que Ted se pierde con su memoria, por un lapso de tiempo, enseguida le pone alguna de sus canciones favoritas, esas que siempre cantó, y logra que su padre la comience a cantar o simplemente siga el ritmo.

Este método, se ha convertido en algo muy apropiado y ya diario, por lo tanto, cada salida que hace con su padre, es grabada y subida a las redes, y puede verse el hermoso momento que comparten ambos cantando o tarareando estas canciones que hacen que Ted tenga un rato más de conexión y amor en este vínculo hermoso con su hijo.

Hoy, Mac y Ted, han comenzado a grabar sus canciones, para que otras familias que padezcan estas situaciones, tengan una herramienta más que puedan utilizar. Más allá de esto, sacaran un álbum del que con lo que recauden, donaran el 25% para investigaciones sobre el Alzheimer”.