Muchas mujeres cuando se encuentran sumergidas en una relación, y sienten que esta no va del todo bien, tienen cierta inseguridad en si dar por terminada la relación o seguir apostando en algo que lo más seguro es que ya no tenga sentido ni futuro.

Ads

A raíz de esta situación, en esta oportunidad presentamos diez (10) señales de que se puede estar mejor sin una relación tóxica.

  • No se es la prioridad: Él siempre tiene otras prioridades que ensombrecen la existencia de ella cada vez. Siempre hay una excusa más importante.
  • No se esfuerza para hacerla sentir especial: Hacer un esfuerzo para que ella se sienta especial equivale a una misión imposible. Ni siquiera está pensando en hacerlo.
  • Es poco ambicioso: El futuro es algo que no le preocupa en absoluto porque no tiene planes. No se molesta en pensar en sus metas o logros futuros porque lo único que le importa es la vanidad del momento.
  • Dan señales contradictorias: Un día es todo dulce y agradable, y el otro día ni siquiera se molesta en mirarla. Baila mientras su cerebro egocéntrico juega. No le importa si envía señales contradictorias porque no tiene tiempo para preocuparse por eso.
  • No se ha oído hablar de él desde hace mucho tiempo: Ella se siente mejor cuando él está en silencio en lugar de fingir sus sentimientos.
  • Tener relaciones con él es más una tortura que un placer: Lo único que le preocupa durante el acto es si ha tenido éxito en alcanzar el objetivo. No le importa ella no lo ha disfrutado.
  • Es un tramposo y un mentiroso: Constantemente inventa excusas para quedarse más tiempo en el trabajo, o cualquier otra mentira. Pero, en realidad está buscando otras víctimas con las que conectarse.
  • Siempre hace esperar: No importa si se trata de ir al cine, a un centro comercial o a cenar, él siempre, siempre la hará esperar. Incluso lo hizo en la primera cita. Esperar es una señal definitiva de falta de respeto, y no se debería perder más tiempo con él porque no se lo merece.
  • Nunca está ahí para cuando más se le necesita: Cuando ella se siente deprimida y necesita que él esté a su lado, nunca está ahí.
  • Es un egocéntrico: El 99% de las veces, sólo le preocupa apaciguar su egoísmo y hacer cosas que lo hagan feliz. No tiene tiempo para pensar en los demás o en cómo puede mejorar las cosas en su relación porque está demasiado ocupado convirtiéndose en su prioridad número uno.