Si eres una persona  que escucha frecuentemente  como tus amigos o tu familia se quejan de todo lo que les ocurre, ten mucho cuidado. Esto no es algo  bueno para tu bienestar  tanto emocional  como mental. A la larga  puedes terminar con mucho estrés y no vas a comprender  qué es lo que te lo está desarrollando.

Ads

Es  esencial  que contengas  la sutileza  para ser firme y tratar de   que nada de esto  te  afecte. Es algo obvio  que no vas a herir  los sentimientos del otro sujeto  que no llega  a ti con ninguna mala intención. Pero claramente  hay que hacer algo y es por ello que te recomendamos  los siguiente tips.

Mantén una distancia saludable:

No existe  nada peor que  oír  los problemas de otros sujetos  pero, si observas  que en sus opiniones  trata  de manipularte y hacerse ver  como  víctima, es momento  de que trates de  retirarte. Sino lo haces podrías finalizar  cargando con todos sus  problemas o convenciéndote de realizar  algo que no deseabas.

Ads

Sé sincero  cuando creas  que debes hacerlo:

Un ser humano nunca  corregirá una equivocación sino se le enseña.  Puede que no tengas la obligación  a ser tú el cual  se lo enseñe, pero si tienes algo de  tacto inténtalo, si ves que el  sujeto  es receptivo  no pares  de ayudarlo, enseñándole que está haciendo las cosas mal, se muy  honesto  pero no duro.

No te veas  débil:

Ads

Mantente duro  ante cualquier tipo de  decisión que hayas elegido, no dejes  que las quejas de los otros te jueguen en contra y te hagan cambiar de parecer.

Coloca  límites:

 Los límites te  ayudaran  a evadir  los   problemas y  quejas de los demás. No lo permitas para nada, protege  tu energía, si miras  que estás perdiendo el control  lo ideal es  que termines esa charla  o esa relación y que pienses ahora  solo en ti.