Constanza Osorio Zaldivia es una joven chilena que, con la ayuda de muchos niños, construyó casas impermeables, hechas a base de cajitas de jugo, para los animales callejeros. Estas cajitas son una solución rápida para las meriendas del colegio, pero representan un gran problema ambiental, ya que están hechas de cartón, polietileno y aluminio, causando que no se puedan reciclar y que terminen en la basura.

Ads

Constanza, ingeniera de prevención de riesgos y medioambiente, estaba preocupada por que los problemas medioambientales no sean prioridad en Chile, en consecuencia, decidió tomar esta iniciativa llamada “Green Box House”, con la que puedes ayudar al planeta pensando también en los indefensos animales callejeros. Una manera distinta de ver el problema, así muchas más personas pueden sentirse motivadas.

La idea surge luego de sacar la cuenta de cuánta basura producen ella, su pareja y su hermana en la casa donde viven. Afirma que “todo fue muy rápido, terminé una casa, le saqué fotos y la publiqué en un grupo de rescate de perritos de Facebook con la intención de donarla a una fundación, y rápidamente se viralizó por las redes sociales”.

Ella considera que sus casas son “de lujo”, pues las cajas están hechas con dos materiales principales: Cartón, en su exterior, y polietileno, un polímero que sirve para proteger de la humedad exterior. Sus conocimientos le permitieron darse cuenta de que este era el material indicado para poder darle refugio a esos animalitos callejeros, sobre todo en los días de lluvia.

La idea de Constanza ha sido muy popular en Chile y otros países, muchas personas han realizado donaciones para la cinta adhesiva con la que se pegan las cajas. En un futuro ella planea sustituir esa cinta por un material 100% ecológico que permita reducir el impacto ambiental del humano.