Aunque no lo creamos la economía forma parte fundamental de los aspectos de nuestra vida, con cada decisión que tomamos, incluso a la hora de enamorarnos.

Ads

La economía es la ciencia que estudia la toma de decisión y la forma en que se satisfacen las necesidades del ser humano con los recursos escasos ¿Eso qué tiene que ver con el amor? ¿Es un recurso escaso el amor? esto depende de cada opinión, pues existe un dicho popular que dice “uno habla de la feria como le va en ella”; lo que es cierto es que cada vez está más complicado encontrar a esa persona especial.

Ads

El sistema económico en el que vivimos absolutamente todo es propenso a la comercialización, incluso el amor. Ahora lo convertimos en un hecho totalmente financiero.

“Dos personas se enamoran cuando sienten que han encontrado el mejor objeto disponible en el mercado, dentro de los límites impuestos por sus propios valores de intercambio” – Erich Fromm

La oferta y la demanda

Estos son los elementos básicos del mercado en que se realizan transacciones de recursos. El amor que ofertamos es nuestro recurso o puede que nosotros mismos. Vamos al mercado intentado parecer atractivo, sobre todo para atraer a esa persona que tiene las cualidades del amor que demanda.

Ads

¿Competencia perfecta? Si nos trasladamos el concepto a los terrenos del amor, encontraremos que somos individuos totalmente distintos, teniendo diferentes cualidades que ofrecer y encontrando en otras personas las que demandan manera personal, tenemos la posibilidad de buscar más opciones, haciendo que este mercado NO exista tal competencia.

Bajo ese influjo del amor el ser humano no es racional, si fuera distinto y esta necesidad no permitiera ser 100% lucidos ante la etapa del enamoramiento, evitaríamos las rupturas del corazón; ya que la racionalidad te hace tomar buenas decisiones. Pero justo en esta etapa la información no es perfecta, a veces nos enamoramos sin conocer más que el nombre de la persona y, quizás, con la información completa de nuestro prospecto tanto de defectos como virtudes, quizá cambiara la decisión de involucrarnos con esa persona.

La inversión

Cuando uno se encuentra en una relación inviertes muchas cosas, inviertes amor, inviertes tiempo y dedicación para que la relación funcione. La relación puede convertirse en la mejor inversión de tu vida o puede resultar en tantas pérdidas que no te den ganas de volver aportar fuerte en materia del amor.

El ciclo económico de las relaciones

Ads

Así como la economía, las relaciones también atraviesan por distintos momentos:

Auge: Aquí toda economía pretende alcanzar. Aquí todo es prosperidad en teoría, y tanto las empresas como las familias se encuentran en su mejor momento. Puede que hayas atravesado esta etapa de tu relación amorosa; todo aquí es increíble y parece que todo marcha muy bien. Ambos casos el auge puede durar años o solamente unos cuantos meses.

Recesión: Cuando todo andaba bien, la actividad económica comienza a retroceder; baja los empleos, disminuye la prosperidad antes alcanzada. Aquí tienen que buscar la mejor estrategia antes de llegar a la depresión o la crisis. La comunicación es muy fundamental en esta etapa.

Depresión o crisis: Aquí es donde todo colapsa y se estanca toda actividad económica. Lo mismo es cuando pasas por una crisis amorosa, sientes que todo se derrumba y que nada tiene solución, pensando en terminar con tu pareja. Es la siguiente etapa del ciclo. Esto sólo funciona si se toman las decisiones adecuadas, si no la economía se estanca y empeora la situación, las relaciones terminan y vuelve a comenzar un nuevo ciclo.

 

Ads

 

Ads