A través de todo el estrés que se genera por la agitada vida que llevan la mayoría de las personas, se han visto afectados diferentes puntos en la vida personal de cada uno, transformando así muchas realidades. Una de ellas es la forma en que los hombres elijen a su pareja, según científicos británicos.

Estudio realizado por las universidades de Newcastle y de Londres, publicado en la revista científica Plos One, aseguró que cuando los hombres están bajo estrés, encuentran más atractivas a las mujeres curvilíneas o con sobrepeso.

En este sentido, los expertos estudiaron a un grupo de hombres expuestos a tareas demandantes y concluyeron que el estrés puede alterar la percepción sobre potenciales parejas, pues los resultados indicaron que, en un contexto de mayor estrés, los hombres tendían a considerar atractivas a parejas con mayor masa corporal.

Ads

«Si observas contextos donde hay escasez de alimentos, la percepción de las personas en torno a la masa corporal en una pareja potencial cambia. La preferencia por parejas con sobrepeso u obesidad parecen ser mayores en comparación con lugares donde hay abundancia de alimentos y un ambiente más relajado», señala Martin Tovee, de la Universidad de Newscastle, uno de los autores del estudio.

Sin embargo, no sólo el estrés cambia la percepción de las parejas, también el medio y el estilo de vida donde uno se desarrolla, pues de acuerdo con Tovee, ciertos factores pueden combinarse y transformarla. «Cambios en el medio o en el estilo de vida son factores que pueden revertir lo que uno piensa sobre el cuerpo ideal», concluyó el científico.

Pero, a pesar de que es cierto que para disfrutar en la vida de pareja y tener placer, no es necesario o primordial un cuerpo perfecto, el sobrepeso excesivo y la obesidad implican riesgos que pueden repercutir de manera negativa en el comportamiento y desempeño en las relaciones íntimas, como:

  1. Cardiovascular: Durante los actos entre parejas, el corazón de una persona con obesidad trabaja hasta treinta (30) veces más, requiere mayor cantidad de sangre, aire y presión.

 

Ads

La obesidad disminuye la resistencia del corazón y arterias, hay mayor susceptibilidad a enfermedades cardiacas, hipertensión arterial y disfunciones sexuales.

 

  1. Hormonal: en el caso de las mujeres, provoca alteraciones en niveles de estrógenos y progesterona, inhibe la ovulación, afecta al ciclo menstrual y disminuye el deseo, favorece resequedad vaginal, infertilidad y formación de quistes en ovarios.

Mientras que en los hombres afecta la calidad del esperma y reduce posibilidades de fecundación. También condiciona disfunción eréctil y cáncer de próstata.

 

  1. Emocional: Produce baja autoestima, sobre todo en la mujer, debido a que los estereotipos sociales favorecen una silueta esbelta. También se experimenta vergüenza de mostrarse desnudo, por lo que se llega a evitar encuentros íntimos con la pareja.

 

  1. Físico: En caso de obesidad mórbida dificulta el acceso a los genitales, la ejecución de ciertos movimientos y posturas, asimismo, predispone a sufrir afecciones musculares y óseas.