El lenguaje corporal es el método universal que se puede utilizar para una persona  expresarse y comunicarse sin la necesidad de utilizar palabras. En las relaciones amorosas esto  puede influir más en la que relación que las palabras. “Muchas personas, especialmente para los hombres, es bastante difícil expresar sus pensamientos con palabras. Por lo tanto, el lenguaje corporal frecuentemente es una gran contribución en la conservación de las relaciones o al revés, una señal de cómo te has equivocado en la elección de tu pareja”, comenta la experta de lenguaje corporal Yana German. Debido al estrés y el cansancio, extrañamente prestamos atención a los signos que presenta  nuestro propio cuerpo, que es capaz de decirnos cosas realmente importantes.

Ads

 

Ads

“Señales que presenta el cuerpo de tu pareja, el cual nos quiere indicar algo”

 

1.      La distancia uno del otro:

La zona realmente perfecta íntimamente se encuentra entre 0 y 45 cm. Si esa persona comienza a distanciarse, prefiere  estar alejado de ti, no desea tocar o tomar tu mano, entonces es una clara señal de que esa persona no es la correcta y por lo tanto debes  reflexionar sobre aquello.

2.      Tendencia a la autopersuasión:

En las relaciones saludables, no querrás examinar cada paso y acción de tu pareja. En cuanto se manifieste las dudas o comiencen los diálogos contigo mismo sobre la lealtad de la acción hecha por tu pareja, vale la pena creer sobre la perspectiva de su relación.

3.      El ritmo desigual de caminata:

El ritmo desigual mientras  caminan nos dice  sobre la sincronización interna de la pareja. Una pareja que se quiere, al  nivel subconsciente  trata de ir sincronizado a su pareja. Cuando esto no suceda en la relación  es algo que  esto indica problemas internos de la relación.

4.      La presencia de burlas:

Haciendo tipos de burlas, la persona demuestra de forma inconsciente que él tiene  supremacía en la relación. En una relación sana, ambos miembros de la relación  están al mismo nivel y si por lo tanto  captas que te ve  inferior o   se burla de ti, vale la pena que te des un tiempo para pensar  lo que sucede en la relación.

Ads

5.      Las posiciones cerradas:

Si tus brazos están cruzados o tienes las manos metidas a los bolsillos, tienes las piernas cerradas y la espalda doblada, entonces es una clara señal  de falta de interés hacia la otra persona.

6.      Ceño fruncido:

Investigadores  del catedrático de psicología John Gottman enseñan que el desprecio es uno  de los motivos primordiales del divorcio. El ceño fruncido es un indicio de crítica y condena. “A nadie le gusta ser criticado. Cuando la persona nota que su pareja tiene una mirada desaprobadora, empieza a defenderse de manera inconsciente”, argumenta Gottman. Esto lo que da es  lugar a nuevos conflictos en la relación.

7.      La sensación de indiferencia:

Cuando tu pareja comienzas hacer diferentes cosas, mientras tu le hablas ya sea desde mirar a otros lados a contestar una llamada en media platica, es una clara señal de que hay indiferencia hacia ti. La indiferencia es un truco para manipular o reprimir a una persona. La renuencia de tu pareja en escucharte, darte atención o en tomarte en consideración acerca  de tus  pensamientos o punto de vista es un claro  signo  de que no es la persona adecuada para ti.

8.      Tocar el cuello durante su conversación:

En ciertas situaciones, las personas tenemos una tendencia en buscar  técnicas para tranquilizarnos. Cuando una persona no se siente segura, se encuentra en un estado preocupado, asustado  o nervioso, tapan su cuello o lo tocan. A parte, tal toque da la sospecha de que esa persona puede estar escondiendo algo a su pareja. De hecho se dice que la garganta es la puerta a las palabras, por eso es una de las zonas del cuerpo más vulnerables.

9.      Las palmaditas amistosas en la espalda:

Un amigo puede darte una palmadita en la espalda como signo  de apoyo o  aprobación. Pero si tu pareja lo hace  ya  es algo  sospechoso ya que el en vez de una palmadita debería darte un abrazo grande y fuerte. Vamos a observar  la verdad: tú y tú pareja no son camaradas de equipo, sino una pareja amorosa.

Ads