Un reciente estudio de la Universidad de California Berkeley publicado en Nature reveló que padecer de insomnio, o no otorgarle al cuerpo el descanso necesario para que este pueda recuperar nuevamente energías, provoca serios problemas en la salud, además del desgaste físico, pues la apariencia externa se ve afectada severamente al desvanecerse por completo.

En dicho estudio, también se descubrió que entre menos horas duerme una persona, menos quiere interactuar socialmente.

Un estudio realizado por la Universidad de California (UC) Berkeley asegura que no dormir las horas suficientes hace a las personas «más solitarias y menos inclinadas a las interacciones sociales y al mismo tiempo, menos atractivas socialmente para los demás».

Ads

En esta interesante investigación se encontró que, al igual que las personas que sufren de «ansiedad social», quienes se privan de las suficientes horas de sueño tienden a esquivar el contacto cercano con otros.

Matthew Walker, profesor de psicología y neurociencia de UC Berkeley manifestó que: «Los humanos somos una especie social. Sin embargo, la falta de sueño nos puede convertir en leprosos sociales».

El estudio descubrió que no solamente las personas que no duermen lo suficiente tienen menos interés por sociabilizar, sino que además trasmiten esa sensación negativa a otros.

Walker también agregó que: “Entre menos horas se duerme, menos se quiere interactuar socialmente, y eso hará que otras personas lo perciban como menos atractivo desde el punto de vista social, lo que incrementará el grave aislamiento social debido a la falta de sueño. Ese círculo vicioso puede ser un factor importante que contribuye a la crisis de salud pública que es la soledad».

Ads

Para este estudio, los investigadores registraron las respuestas sociales y neuronales de dieciocho (18) adultos jóvenes luego de una noche normal de sueño comparándolas con las de una noche con poco descanso.

A los participantes se les mostraron videos de personas caminando hacia ellos y se les pidió que los detuvieran cuando consideraban que estaban demasiado cerca. Las personas que no durmieron lo suficiente mantuvieron a los sujetos en el video entre un 18% y un 60% más alejados que los que habían tenido entre siete (7) y nueve (9) horas de sueño.

Los investigadores también captaron las reacciones cerebrales de los participantes y encontraron que aquellos con menos descanso presentaban «una mayor actividad del circuito neuronal conocido como la ‘Red de Espacio Cercano’, que se activa cuando el cerebro percibe posibles amenazas humanas».

Los investigadores registraron el cambio favorable en la sociabilidad de los adultos cuando habían dormido las horas suficientes, mientras el problema se agravaba por la repetición de pocas de horas de sueño.

Para dar por concluida la investigación por el momento, Eti Ben Simon, líder del equipo que realizó el informe y miembro del grupo de doctorado del Centro para la Ciencia del Sueño Humano de Walker en UC Berkeley, finalizó con lo siguiente:

«Por ello quizás no es coincidencia que en las últimas décadas hayamos visto un incremento marcado de la soledad y una igualmente dramática disminución de las horas de sueño».

Ads