Todos alguna vez hemos  perdido a un ser amado, y si nunca ha pasado por algo así es algo que más adelante  lo harás.  No podemos evadir  la muerte pero algo que si podemos es  alistarnos  para ella. ¿Cómo? Pues viviendo  una vida sin muchos excesos, entregando  más de los que recibimos, siendo seres  compasivos, y aprendiendo algo todo los días  así como viviendo momentos alegres, pues los momentos y lo que hayamos aprendido  es lo único que nos llevaremos al morir.

Ads

 ¿Qué ocurre  cuando un ser querido  fallece? Cuando  un ser amado fallece  inmediatamente lo que ocurre  es que nos derrumbamos por completo. No podemos tratar de evitar  sentir una gran  tristeza y desolación al ver  que ese ser humano con quien compartimos muchos  momentos, aquel ser  que tanto adoramos  o que tanto nos amó, ese sujeto que tantos consejos nos dio y en tantos momentos nos brindó su apoyo, ya no la volveremos. Una sensación  muy  dolorosa incluso de solo recordarla.

Si eres una persona creyente  de que hay  algo más en este mundo, si tienes la certeza de que somos más que solo un cuerpo físico débil que perece, entonces podrás entender  sin pánico  a errarte, que ese ser querido  en realidad  no ha muerto.  Solo su cuerpo débil  es el que ha quedado en desuso, ya sea  por un  accidente que trato de evitar  que ese cuerpo se restaurara, o por una enfermedad el cual su  cuerpo no pudo aguantar, o probablemente  por un tema de  envejecimiento. Pues bien, el  caso es que ese cuerpo ya no era para nada  un lugar idóneo para nosotros como alma y espíritu.

Cuando nuestro cuerpo fallece  quedamos en el aire, formando  parte de esa energía que continua  por un tiempo más en la  tierra hasta culminar  a su lugar inmortal. Pero lo más fundamental, es que una parte de ese ser al cual adoraste, vivirá contigo e incluso  tendrá una relación mucho más personal.

Ads

En ti solo quedaran los  recuerdos, esto te  ayudará a mantener viva a ese sujeto el cual  amaste, pero también descansara  un fragmento de ese ser pues esa alma nunca  va a olvidarte y nunca va a dejarte.