Los celos, son ese sentimiento que experimenta una persona cuando sospecha que la persona amada siente amor o cariño por otra, cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella, cuando se siente desplazada por algún motivo, o cuando a través de un instinto siente una amenaza latente en la relación.

Ads

Es por ello que, los celos son quizás el arma de doble filo más temible en las relaciones, estos, al excederse más de lo debido, pueden ocasionar consecuencias que pueden llegar a ser fatales.

Cabe destacar, que los celos no son sinónimo de amor. Se trata de una reacción emocional, del terror que experimenta una persona al sentir que pierde algo que cree que le pertenece. Y es allí donde radica el problema, que las parejas son personas, y ninguna persona le pertenece a otra.

Sin embargo, estos son algunos casos en donde se pone a prueba de los celos de la pareja, especialmente en los hombres:

Ads
  • Hablar con un ex amor: Los hombres tienen el instinto de competencia activado prácticamente las veinticuatro (24) horas de su vida. A ellos les gusta cazar y hacer hasta lo imposible por ser el ganador. Eso de que se tenga contacto con el ex, los vuelve locos.
  • Simpática con otros: Los hombres no tienen la capacidad intelectual de diferenciar entre amabilidad y coqueteo, ellos no ven a una mujer educada y atenta, solo ven a un contrincante que está a punto de cortejar a su pareja y por supuesto, que no lo van a permitir.
  • No estar incluido en los planes: Otra de las características masculinas es el ego, digamos que es parte de su esencia. Un hombre necesita ser el centro de atención, en el momento que no se le toma en cuenta, siente que su mundo se derrumba. Digamos que su necesidad de tener el control lo hará molestar.
  • Hacer cumplidos: Los hombres no soportan la idea de que siempre hay alguien mejor que ellos en alguna actividad. El hecho de que se le haga cumplidos a otros, sobre su trabajo, la manera en que se visten o hasta algo de su físico, hará que su lado dominante se encienda y harán lo que esté en sus manos para tener la atención de nuevo.
  • Ser sociable: Es claro, cuando el hombre tiene una relación cree que tiene el derecho sobre la persona. Así que, no se siente cómodo si se sale de su zona de confort. Es decir, cuando se está con más amigos y amigas, se tiene pasatiempos distintos a los de él. Desde luego, es más fácil que un hombre inseguro caiga en este punto.