Mentir, es una acción que muchas personas cometen sin duda, sin embargo, no todas saben que es no es del todo sencillo hacerlo, aunque para muchos sea simple. De hecho, es una acción compleja que requiere de habilidad interna.

Ads

Esta acción activa algunos sectores del cerebro, poniéndolas en funcionamiento, para que puedan enviarse información mutuamente. Además, dependiendo de la mentira, se elabora una estructura distinta neuronal.

¿Qué sectores del cerebro funcionan cuando mentimos?

Ads

Para poder mentir, se necesita de un nivel de concentración que para los investigadores de la Universidad de Harvard es elevado. Esto activa distintos sectores del cerebro para que la acción se pueda realizar con eficacia.

El nivel de concentración alto es requerido por distintos factores que el que está mintiendo tuvo que haber tenido en cuenta desde un principio, pues si éstos, no estaría mintiendo realmente o no sería creíble lo que dice.

Estos factores son, primeramente imaginarse como será el momento y el proceso que hará para que pueda ser creíble sus falsos argumentos, también debe tener en cuenta con quién está tratando y dependiendo de eso dirá cosas distintas.

Debe tener en cuenta, que su identidad será cubierta por la mentira, es decir, no será la misma persona aunque actúe como si lo fuera, tendrá que cubrir con una manta lo que era antes para poder decir la mentira que se aproxima.

Ads

Uno de los factores más importantes es saber bien lo que se dice y no improvisarlo completamente, esto permite que la persona que miente cometa menos errores o diga cosas que contradigan lo que haya dicho anteriormente.

Finalmente, deberán tener en cuenta un plan por si el principal no les funciona como ellos lo quisiera, ellos tendrán que acudir a este por dos motivos: por si siente que la mentira no se está creyendo o si quiere asegurar que sí lo esté.

Volviendo al tema principal, todos estos factores influyen en el cerebro, activando el lóbulo temporal, el frontal, además del sistema límbico, que está en mayor utilización que en los momentos que se esté diciendo la verdad.

Los investigadores junto a sus estudios, alegan que según resonancias magnéticas empleadas en timadores patológicos, el lóbulo frontal padece de una reducción espontánea de sustancia gris, en un 14%.

Esto adicional a un aumento de la sustancia blanca, proporcionando un 22% de esta. Esto indica que, es mayor la posibilidad del engaño, ya que, mientras más sustancia blanca haya, más probabilidades habrá de que un engaño tome lugar.

Concluimos que, la sustancia blanca, es la clave principal de que el mentiroso pueda realizar su estafa o engaño con éxito o por lo menos con mayor facilidad.

Ads

Pues esta es quien le proporciona las habilidades y herramientas necesarias para poder pensar con más claridad, más rápido y poder decir y expresarse de la mejor manera posible en el momento que esté efectuando dicho engaño.

Así es como el mentiroso logra efectuar el engaño de una manera exitosa, todo se debe al gran uso que el cerebro nos brinda, bien sabemos que sin la sustancia blanca no podremos mentir bien.

El cerebro tiene increíbles funciones y hasta para mentir ayuda, solo debes de saber que mentira quieres decir y a quien, también tienes que tener cuidado de no cometer un error con los engaños.