Probablemente no te conozcas y no eres capaz de ver tu reflejo, tampoco puedes escuchar tu propia voz, desconoces tu olor ya que estás tan acostumbrado a él que has dejado de percibirlo.

Ads

Siendo una persona completamente desconocida incluso hasta para ti, ¿alguna vez has sentido miedo? Puede sonar irreal o incluso bastante increíble: no obstante, si lo piensas con cautela podrás ver que sí, a veces solo tienes miedo de quedarte solamente contigo.

Para la infortuna de algunos, hay personas que se han convertido este temor en una patología conocida como autofobia, la cual consiste en el miedo exacerbado a uno mismo. El problema está en que quienes sufren esto, podrían buscar a alguien para evitar estar solos. En cuanto al amor, se relacionan medianamente, dicen lo que la otra persona quiere escuchar con tal de que le hagan compañía mientras que en realidad, lastima a las personas que se encuentran a su alrederor.

La autofobia no se relaciona con la soledad física; es decir, a quedarse aislado en una montaña, sino una realidad moral. Estar alejado emocionalmente de las personas, no pertenecer a ningún sitio o sentirse excluido de un círculo social, es decir, no tener una identidad establecida.

Ads

Tú eres su pastilla de emergencia

En algún momento te va a necesitar y contigo siente la necesidad de tener la posibilidad de hablar contigo a las 3 am y saber que vas a estar al otro lado del teléfono. Sabe que cuando no tenga otra cosa que hacer, va a poder llamarte y estar contigo y, en el momento en que se sienta incómodo o ya no quiera estar contigo, se va a ir.

¿Cómo reconocer a las personas con autofobia?

  1. Te ignora cuando está con otras personas.
  2. Te pide que lo/la acompañes a algún lugar pero a ti no te acompaña a ningún lado.
  3. Te invita a fiestas porque no tiene con quien ir, pero no va a lo que tú la/lo invitas.
  4. Aunque no tiene ninguna intención de formalizar nada, te pide exclusividad.
  5. Recurre a ti cuando algo está mal en su vida o tiene algún problema, pero cuando todo está bien, ni aparece.

Parece su culpa, pero no lo es

La autofobia no es tan sencilla de controlar, las personas no eligen tener ese miedo y mucho menos se sienten bien cuando lo padecen. Esto tiene muchos motivos, va desde un trauma de la niñez hasta la propensión a estados de ansiedad cuando estás aislado de las personas.

El ser humano por naturaleza es un ser sociable, necesitamos comunicarnos y estar con alguien. Al principio, los primeros grupos humanos tenían que permanecer unidos, era la única manera de defenderse de los depredadores o protegerse del frío. En el fondo, todos tenemos un toque de autofobia y es que, ¿en realidad a quién le gusta estar completamente solo? Ya que el instinto social que tenemos, nos impulsa a tener que relacionarnos, por muy apáticos que algunos puedan ser, es inevitable tener empatía con las personas.

Ads

Además las personas siempre necesitan comunicarse para sobrevivir, estando solos no podemos progresar, pero está en tus manos decidir si quieres seguir en una relación donde solamente seas esa pastilla de emergencias de tu pareja, donde tus necesidades sean cumplidas en algunos casos porque la otra persona te necesita. Tú eres el único que decide quien entra o sale de tu vida y no tienes que estar resolviendo los problemas de los demás, no somos dioses, somos humanos.