Ese coqueto gesto de darle color a los labios quizá sea uno de los más clásicos de toda mujer. Las mujeres del mundo dan color a sus labios para sentirse más atractivas. Lo hacen de memoria, saben que resaltando sus labios pueden iluminar, disminuyendo el cansancio, la languidez y aun la tristeza.

De la misma forma que los ojos son la ventana del alma se podría decir que los labios son la ventana al mundo. Si los ojos son quietud en movimiento, profundidad y misterio, los labios son acción permanente.

Y es que, unos labios perfectos pueden dominar el mundo, no es un secreto. Marilyn Monroe aseguraba que un labial rojo era suficiente para lucir un rostro perfecto y es cierto. Sin embargo, llega un punto en el que los labios necesitan un descanso, aunque también requieren un poco de color.

Ads

No es necesario renegar labial, es sólo que, como todo, la boca también requiere descansar de tanto producto o ser consentida antes de ponerle un poco de color.

Sólo debemos darles mantenimiento de manera constante. Con esto nos referimos al uso de estos tres (3) productos que nos ayudarán a tenerlos perfectos, tanto que el lipstick será opcional a partir de hoy.

  • Exfoliante: Al igual que lo colocamos sobre la piel, es necesario que aplicar un poco en los labios. Elegir uno apropiado y que ayude a eliminar células muertas, así como rastros de make up y contaminación diaria.
  • Bálsamo: Una vez que se tenga los labios limpios y secos, no hay que dudar en colocar un poco de bálsamo en ellos para suavizar y darles un ligero volumen natural. Preferiblemente, elegir uno con filtro UV.
  • Aceite de labios: Se debe poner al final de la rutina y sirve para darle brillo natural y humectar de manera mucho más orgánica. Es sencillo y basta sólo con unas gotas para conseguir un buen resultado. Durará todo el día, por lo que se debe esparcir bien el producto. Le dará color y grosor.

Cada uno de estos productos debe permanecer en la rutina de manera destacada para usarlos, por lo menos, una vez a la semana. Hay que procurar que sea siempre por las mañanas y si se quiere repetir más días, mucho mejor para los labios.