Según menciona   Verónica Alcanda, precursora en España del término  del head-hunting, aunque se piensa  que los hombres de éxito con edades entre los 35 y 65 años buscaran   mujeres hermosas  y con grandes atributos físicos, la realidad es distinta, al menos para aquellos  que están totalmente interesados en una relación oficial.

Ads

Tal como explica Alcanda, esta clase de hombres no suele tener ningún problema para seducir o conquistar, pero sí que los tiene al momento  de encontrar  una pareja estable, una compañera o esposa e incluso a la posible madre de sus hijos.

“A muchos de nuestros clientes no les apetece salir a ligotear y pagan por un servicio que les ayuda a encontrar lo que están buscando porque tienen claro lo que quieren”, explica.

Ads

En ese  “tener claro lo que quieren” no parece haber  una ley, aunque sí algunas cualidades  comunes o, mejor dicho, más habituales en las peticiones de estos hombres de éxito. Con la ayuda de la heart-hunter, haremos un repaso.

 

“Clase de mujeres que busca un hombre exitoso”

  1. Que tenga carisma:

Les suelen gustar  las mujeres  que pisan firme, que se muestran  totalmente seguras de sí mismas y que, de alguna forma, puedan dar una sensación de “inalcanzables”. Eso sí, todo ello, mezclado  con el punto siguiente: la femineidad.

Ads

 

  1. Que sea femenina y se sienta sexy:

 “Una de las frases más repetidas en mis conversaciones con aquellas personas que demandan este servicio es que no les importa el físico, mientras la consideren atractiva”, dice  Verónica Alcanda, quien indica  la importancia de definir su concepto de “atractiva”, pues en muchos momentos  éste tiene que ver más con la aptitud  que con el físico en sí. “No hay que ser sexy, sólo parecerlo”, resalta  la experta.

 

  1. Que en la intimidad sea cariñosa:

Esa apariencia  de “segura”, de “dura” o de “fuerte” ha de rendirse al deshielo una vez que se consigue  a solas con la pareja. “No quieren ver una imagen de mujer desvalida, ni muchísimo menos, sino un “de tú a tú” en el que ella se muestre cariñosa. Es un rasgo que sitúan muy encima (y de lejos) del sentido del humor, algo muy distinto de lo que sucede con las mujeres, para las que reírse con una pareja es fundamental”, dice  Alcanda.

 

Ads
  1. Que tenga estudios, buen nivel cultural y trabajo:

No les interesa  tanto su estatus económico como la formación académica, la profesión de la persona, sus aficiones y sus inquietudes y su sabiduría. Eso sí, las “amas de casa” no entran para nada  en sus planes.

 

  1. Que sus hábitos de alimentación sean saludables:

Prefieren cuyas  mujeres que les gusta cuidarse, alimentarse de forma  saludable  y que además saben combinar el goce  gastronómico y los placeres de la vida con la salud.

 

  1. Que haga ejercicio y no fume:

Una fumadora lo tiene verdaderamente complicado  para pasar el primer ‘corte’. En cuanto al ejercicio, se valora de manera  positiva, más que nada como un indicativo de que a esa persona le encanta  sentirse bien consigo misma y trabaja su cuerpo.

 

Ads
  1. Que les guste viajar, tanto si es por placer como si han de hacerlo por trabajo:

No es una condición sin ella no, pero sí que se toma como una referencia al momento  de valorar un carácter o una mente verdaderamente inquieta. Esto es algo que tienen más en cuenta los ejecutivos que viajan  por trabajo a menudo. “Incluso ven el reencuentro como un posible incentivo en la pareja”, demuestra  la heart-hunter.

Ads