La salud es lo más primordial en todo ser humano, en especial esa que no le damos la importancia y atención que merece, como lo es la salud mental, emocional y psicológica, protegiendo al corazón de cualquier cosa que le pueda afectar, en especial de las rupturas amorosas que lamentablemente forman parte de nuestra vida.

Actualmente, las redes sociales también juegan un papel importante en este proceso, y la verdad es que nadie más que nosotros mismos decide cómo manejar esta situación que puede convertirse en un arma de doble filo, pues pueden ayudar o definitivamente perjudicar.

Bloquear o no al ex de las redes sociales sólo es una decisión propia; si nos consideramos una persona emocionalmente madura y capaz de mantener a esa persona en nuestras redes durante el duelo de la ruptura, entonces no hay problema.

Ads

Pero, si por el contario, creemos que no lo vamos a lograr y que bloquearlo va a ser de gran ayuda, está permitido hacerlo sin ningún sentimiento de culpa. Lo más importante, es preocuparse por la salud mental y, mantener un buen equilibrio emocional.

  • Evitas contacto: Es normal que, de repente, se sienta esa necesidad de mandarle un mensaje o de responder algún post que el ex haya publicado en su perfil; lo malo es que la mayoría de estas reacciones terminan en peleas o discusiones que provocan una herida mayor. Si se bloqueas al ex, todas esas tentaciones se sentirán menos, y quizá se esté mejor.
  • Se está en un proceso de duelo: Las rupturas amorosas también requieren de un proceso de duelo al que se deberá enfrentar, y éste tiene sus propias etapas que, en la medida en la que se estén atravesando, se tiene más probabilidades de sanar y las heridas emocionales estarán completamente cerradas.

Para que este proceso sea llevado acabo, quizá se necesite marcar distancia, y no sólo física, también virtual, por lo que bloquear al ex puede ser una buena idea.

  • No caer en comparaciones: Si se mantiene al ex en redes sociales, es obvio que se seguirá viendo todas sus actividades, esto provocará una comparación entre nuestra vida con la suya, y se crea que se ve –aparentemente– feliz.

Se puede imaginar que su vida va bien, que ya nos superó rápidamente y que la ruptura no le está afectando, aunque en realidad no se tenga idea si esto es verdad.

  • Eliminar recuerdos: Mientras se atraviesa este proceso de ruptura y dependiendo cómo nos sintamos, podría ser una buena idea borrar –o por lo menos bloquear– las fotos juntos en redes sociales; si vuelven, habrá mejores fotos.
  • Romper vínculos: Otra razón por la que se debe bloquear al ex, es para romper todos los vínculos que nos pueden recordar a esa persona: intereses, registros de lugares, recuerdos, incluso amigos íntimos que tengan del otro. Es hora de cerrar ciclos.
  • No lastimarnos cuando inicie una nueva relación: No va a ser nada fácil ver cuando el ex tenga una nueva relación, y la verdad es que no se tiene por qué ser testigo de ello… a menos de que se esté listo y se considere que no nos va a afectar.
  • Evitas atracción: Mantener el contacto virtual con el ex, provoca que se mantenga el deseo hacia esa persona y, por lo tanto, echar de menos la relación, según un estudio de Cyberpshychology, Behavior and Social Networking.