Son muy escasas las veces, que se ven personas seguras, esas que demuestran sin miedo la manera en la que piensan y, sobre todo, que lo reflejen en cada aspecto de su vida.

Ads

Estas personas son parte del selecto grupo que dejan los prejuicios a un lado, se imponen a las reglas que la sociedad establece a través del estatus y de los estereotipos generalizados. Gracias a la confianza que generan, caminan con una gran libertad y su personalidad resalta cuando entran a cualquier lugar.

Ads

Las personas independientes tienen características que los hacen fuertes, y muestran que los obstáculos son pruebas que nutren su pensamiento. A raíz de este desenvolvimiento tienen conflictos a menudo con aquellos que los rodean, pues se mantienen firmes ante sus ideales y es muy difícil cambiar su manera de pensar.

Aquí te presentamos siete (7) características que poseen este tipo de personas:

  1. Disfrutan ver películas solos: El Séptimo Arte es el mejor aliado en esas tardes en las que se necesita conectarse consigo mismo, o sólo se quiere ver alguna película sin ser molestado.

 

  1. Es difícil seguir órdenes: El carácter impulsivo sale a la luz cuando alguien obliga a realizar una tarea, ya sea en el ámbito laboral o como estudiante. En este aspecto, no se toleran las injusticias y la manera de pensar rechaza cualquier tipo de orden cuando se considera que no es el momento adecuado para efectuar determinada acción.

 

  1. Se elige la música favorita a través del instinto: En este punto, es preferible ignorar esas canciones “más sonadas”, pues a criterio son comunes, y no es de gusto propio ser parte del montón. Por lo que se prefiere explorar el mundo de la música para hallar las canciones con las que se logre conectar o identificar, sin importar el género.

 

Ads
  1. No es un problema comer sólo: A muchas personas les incomoda o les parece triste comer solos; sin embargo, las personas independientes disfrutan mucho de hacerlo, ya que pueden elegir el lugar y la comida sin depender de las preferencias del otro.

  1. No es problema llegar sin compañía a un lugar desconocido: No es preciso conocer a alguien para divertirse, o para asistir a algún sitio. Pues se adaptan a cualquier situación y lo principal es ir al sitio que se quiere.

 

  1. Dar el último veredicto en las decisiones importantes: Para muchos es común pedir consejos sobre ciertas situaciones y seguirlos al pie de la letra, pero para las personas independientes esto no aplica.

 

Solo escuchan las opiniones, pero saben que sólo ellos tienen la última palabra, y harán lo que su instinto les diga es lo correcto y asumirán cualquier consecuencia.

 

  1. Los debates son su especialidad: Cuando alguien comienza a hablar de un tema que desconoce, pero es especialidad de este tipo de personas, hay algo que se altera dentro y todo se vuelve turbio si esa persona no concuerda con su pensamiento, y aunque se acepta la diversidad de opiniones, se aferran a sus ideales y los debates hasta que el otro se da por vencido.

 

Ads

Lo más importante para las personas que son independientes es que no le tienen miedo a la vida. Para ellos vivir no es un problema, es una oportunidad para valorar cada instante lo que les rodea.