Todos conocemos a alguien que le encanta publicar su vida en las redes sociales. Al parecer, estamos en una era que necesitamos la aprobación de todo el mundo, y es por esa razón que siempre acudimos a ellas, para contar todas aquellas cosas que nos suceden, tanto las buenas como las malas.

Ads

Podemos compartir cualquier cosa que sea coherente para nosotros o que nos guste, ya que las redes sociales son para eso, para socializar, conocer, interactuar y conocer más sobre intereses que tengamos. Pero hay que saber cómo utilizarlas de manera adecuada, no podemos estar dando a conocer cualquier sentimiento de perturbación o de algún problema personal, ya que la ropa sucia se lava siempre en casa. Si no quieres estar rodeada de chisme, siempre será bueno que evalúes bien lo vas a querer publicar.

Ads

A continuación, te diré cuáles son las cosas que es mejor no contárselas a cualquiera y mejor guardarlas para uno:

  1. Rumores sobre alguna persona.

Si escucha algún rumor sobre una persona, es aconsejable que no sigas difundiéndolo, hay que tratar ser indiferente con esos tipos de chismes, ya que si nos ponemos a estar difundiendo esos rumores quedaremos como “chismosas” así que lo mejor será no involucrarse.

  1. Tus planes a futuro.

Si tienes planes a futuro lo mejor será no contarlos a cualquier persona, ya que existe gente que puede ser envidiosas y dañadas por dentro que te desearan que no los cumplas, y si llegan a tener la oportunidad de estropearlos, lo hará. Así que, esos planes son tuyos y deberías guardarlos para ti.

  1. Problemas personales

Siempre es probable que tengamos ganas de desahogarnos  cuando nos encontramos en un problema personal, y es normal tener ese sentimiento. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta a quien le debemos contar, ya que contar tus problemas públicamente a través de las redes sociales,  hará que parezca que quieres un poco de lastima,  victimizarse por la redes es de muy mal gusto, solo lograrás que se acerquen a ti para saber mejor el chisme.

  1. Actos de caridad

No es necesario que hagas publico cada vez que tienes un acto de caridad, no es necesario que todo el mundo sepa lo benevolente que eres “Lo que haga tu mano izquierda, que tu derecha no lo sepa”. Es mejor quedarse con la satisfacción de que pudiste transformar la vida de alguien o haberla hecho un poco mejor.

Ads
  1. Cosas que te faltan

Tenemos que tener presente que tenemos que compartir cosas que sean positivas y no tratar de dar lastima con todas las cosas que no tenemos, ya que sabes que a las personas no le agradan la gente que da lástima y a muchos realmente ni les importará si algo te falta.