“La belleza de una mujer no está en su rostro, se refleja en su alma. Es el cuidado que ella da amorosamente. La pasión que muestra. La belleza de una mujer crece con los años que pasan”. AUDREY HEPBURN

Ads

Las mujeres son seres de luz, amor, fuerza y magia. La madre tierra requiere de su presencia, es por eso que existen mujeres por todos lados, no obstante, en  múltiples ocasiones su naturaleza intensa no es comprendida por todos los hombres. De hecho, aquellos que tienen citas con distintitas mujeres al mismo tiempo piensan que las mujeres maravillas  son pocas y distantes entre sí.

Ads

Se cuidan a sí mismas:

Las mujeres que se verdaderamente se aprecian saben bien cuáles son las cosas que les convienen y cuáles no. Alimentan el amor propio cuidando de su cuerpo y de su mente, aparte son persona muy responsables de lo que realizan  y no culpan injustamente a nadie de nada.

 Se sienten cómodas en su propia piel:

Esta clase de mujeres se ven al espejo y se sienten muy orgullosas de su feminidad. Son lo suficientemente sabias como para darse cuenta de que su criterio sobre su físico es la única que verdaderamente importa.

No son egoístas:

Ads

Una mujer valiente no es para nada egoísta, le encanta entregar mucho más de lo que obtienen y antepone el bienestar de los otros si es muy necesario. En una relación de pareja, su altruismo es muy evidente. Quiere amor, sinceridad y mucho respeto.

 No están interesadas en el drama:

Las exageraciones infantiles no son para esta clase de mujer, para ella es mejor evitar cualquier problema el cual sea innecesario. Prefiere solucionar las cosas con mucha  madurez lo cual la caracteriza, pues este prototipo de persona odia el drama de  los dramas.

Te inspiran para que seas la mejor versión de ti mismo:

Una mujer fuerte  reconoce muy bien su fortaleza y la de las demás persona, es por eso que ella impulsara siempre en alcanzar tú máximo potencial.