En la vida pasamos por todo tipo de emociones y situaciones que modifican nuestra personalidad. Pero, pasemos por lo que pasemos, debemos saber controlar el impulso de contarle a todo el mundo sobre nuestra vida.

El peor de los escenarios, lo puedes ver en ese tipo de personas que publican toda su vida en las redes sociales y hacen un escándalo sobre sus planes a futuro.

Es natural que queramos expresar nuestros planes o nuestros problemas, el ser humano es un “animal” creado con el don de compartir, y es difícil escapar de nuestra naturaleza.

Ads

Ahora bien, esto trae consigo ciertas consecuencias, que, para los menos supersticiosos, son algo sin lógica ni argumento.

Pero, basta poner en práctica el poner tu vida en silencio y no compartir tus planes con nadie más, para que empieces a creer y te des cuenta de que sí, hay algo más que condiciona nuestras decisiones.

Para mantener nuestra vida en equilibrio, debemos mantener en silencio algunas cosas como:

  1. Planes a futuro:

Incluso entre la familia, la envidia es un peligro real. Debemos guardar nuestros planes y compartirlo solo con esas personas que puedan aportar algo útil a nuestros planes.

Ads
  1. Vida íntima:

A veces resulta entretenido compartir con los amigos y amigas las cosas íntimas que hacemos con nuestra pareja o incluso, nosotros solos. Pero ¿En qué nos beneficia esto? En nada realmente. En realidad, solo estás exponiendo algo sumamente delicado a la luz pública y puede ser usado en tu contra.

  1. Cualidades y virtudes:

Alardear sobre tus cualidades te hace ver muy inseguro de ti mismo. Solo habla de ellas cuando te pregunten y de la manera más humilde posible. Si quieres saber qué tan buenas son tus cualidades, deja que los demás sean los que opinen de ellas.

  1. No repitas las cosas malas que oyes.

A diario, solemos escuchar malos comentarios de muchas personas, incluso de temas que no nos incumben. En ocasiones, ni siquiera hemos pedido que se nos hable sobre dichos asuntos. Pero simplemente, con no repetir lo que nos dicen, podemos escaparnos de esa mala vibra de malos comentarios.

  1. Problemas personales.

Finalmente, hablar sobre problemas personales, familiares o de pareja con personas que son ajenas al mismo problema, solo nos trae conflicto. Algunos, incluso personas cercanas a nosotros, disfrutan con el hecho de que podamos estar pasándola mal.

Nuestros problemas personales, debemos arreglarlos a solas y con aquellos que forman parte del problema.

No hablar de estas 5 cosas, pueden hacer que tu vida tenga un mayor enfoque y control y no sea perturbado por la opinión o mala intención ajena.

Ads